Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/191233

Falta de agua: un serio problema para el Gran Resistencia

El cuadro para el principal conglomerado del Chaco suma preocupación ya que el área metropolitana se abastece de un brazo del río Paraná, el riacho Barranqueras, que también recibe caudal del río Bermejo, por lo que ‘se incrementan los sólidos en suspensión en el agua cruda a potabilizar que captan las obras de toma, requiriendo más productos químicos y tiempo para su tratamiento‘.

Los trabajos para poder seguir accediendo al agua cruda en el Paraná, esenciales para el área capitalina.

Sameep y la APA explicaron que ‘tanto los equipos de bombeo como las instalaciones que se ubican dentro de las tres tomas de agua con que cuentan las plantas potabilizadoras se encuentran trabajando con modificaciones hechas a los equipos de bombeo, como nuevas interconexiones eléctricas y electromecánicas a los fines de sostener el caudal de captación‘.

Aclararon también que ‘a la pérdida de rendimiento de los equipos de bombeo de agua cruda y menores caudales aportados a las plantas potabilizadoras, se suma un mayor consumo de agua interno utilizado para las ‘purgas‘ de los decantadores y lavados de filtros con mayor frecuencia, teniendo en cuenta que la mayor erogación de agua cruda la aporta actualmente el río Bermejo‘.

Concluyeron que ‘todos estos factores coincidentes generan un menor caudal producido, asegurando la calidad de acuerdo con los lineamientos del Código Alimentario Argentino‘.

25% MENOS DE PRODUCCIÓN

La intensa tarea del personal de Sameep en la planta potabilizadora es una muestra del esfuerzo que implica sostener el servicio.

El presidente del Directorio Pablo Sánchez reconoció que ‘hay 25% menos de producción, en función de la pérdida de los rendimientos de las bombas. Por eso estamos haciendo tareas de interconexión entre las tomas y, a la vez, bajando ciertas bombas para que no ocurran estas cuestiones‘.

Testimonió que ‘el río está en un nivel de 1,05 metros de altura (ayer el registro tuvo un leve repunte con 1,11 metros) en relación con Barranqueras, cuando lo normal es que se encuentre en 4 o 5 metros. Además, no hay perspectiva de grandes lluvias en la cuenca alta del Paraná‘. A esto agregó su preocupación por ‘la deficiente recaudación que podría haber en el contexto de pandemia, por lo que se solicito que aquellos que puedan abonen las facturas lo hagan teniendo en cuenta además los altos costos de los elementos químicos que se incrementan ante la necesidad de la producción‘.

En tanto el Servicio Meteorológico Nacional no tiene previstos pronósticos de lluvia hasta fin de mes. Aseguran que recién podrían darse algunas para el 3 de mayo y solo en zonas del río Iguazú y la cuenca del río Uruguay, para peor.

Finalmente Sánchez aseguró que ‘en Sameep se trabaja para optimizar el rendimiento de los equipos de bombeo‘ y pidió a la población ‘realizar un consumo responsable y solidario del agua potable, sobre todo en esta circunstancia de bajante extraordinaria en más de 50 años y ante la necesidad de que todos puedan contar con el líquido vital en el contexto de la emergencia sanitaria‘.