Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/189809

La economía española, castigada por el coronavirus

Como ya ha sucedido en general con Italia, y antes China, la economía española ya se ha instalado en su particular infierno de completa parálisis.

El sector del turismo, de trascendental importancia para la economía española, ya sufrió la cancelación de la campaña de semana santa, y ve amenazada la campaña veraniega.

   (Publicado en La Vanguardia) - La economía española, como por otra parte ya ha sucedido en general con la expansión de la epidemia, sigue con retraso los pasos de Italia, y antes de China, y ya se ha instalado en su particular infierno de completa parálisis. Del lado de la oferta, las empresas iniciaron un ciclo de cierres de puertas y abandono de la producción sin precedentes en la historia, desde la restauración a los centros comerciales y las fábricas. 

   En un solo día, el viernes pasado, el anuncio de la clausura de factorías por al menos un mes de tres grandes automotrices (Seat, Nissan y Renault), supondrá ya una pérdida mínima de dos décimas del PBI.

   La actividad turística, otro de los motores de la economía, está en caída libre, como se aprecia en las imágenes que ofrecen las calles y atracciones de las grandes ciudades del país. El estado de alarma declarado por el gobierno certificará su hundimiento para los próximos meses y ya ha sepultado la campaña de Semana Santa.

   En cuanto a la demanda, el pánico de la población y el cese de las actividades comerciales evaporan cualquier posibilidad de adquisición de bienes y servicios. La situación de agonía durante las últimas semanas vino, también en este caso, con la imposición del estado de alarma. 

   La segunda vuelta de este fenómeno será la cadena de cierres, quiebras y despidos de las empresas con menos caja para seguir pagando a trabajadores a los que no pueden hacer trabajar. Y en la economía española hay decenas de miles de empresas en esa situación insostenible.

   Otro de los sectores, junto con el automóvil, esencial de la economía española es el turístico, que representa en torno al 12% del PIB, y ahora está prácticamente condenado a la inactividad. Si esa situación afecta al sector durante seis meses, dos trimestres, la pérdida podría suponer hasta el 6% de la economía en el conjunto del año, suficiente por sí solo para situarla en la recesión. Este recuento se puede ir haciendo con toda la economía.

Temas en esta nota

España Coronavirus Turismo