Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/188760
UNA FACTURA VENCIDA Y SIN PAGAR BASTA PARA QUE LA DESCONEXIÓN SE EJECUTE SIN AVISO PREVIO

Secheep retomó con firmeza su política de cortes a usuarios en mora

Cada día desfilan por la sede de la empresa provincial personas que van a regularizar su situación para volver a tener suministro.

La empresa provincial Secheep, encargada del suministro eléctrico, retomó la firmeza de su política de cortes del servicio a usuarios morosos, por lo que cada día desfilan por la sede de la compañía decenas de personas que buscan recuperar sus conexiones a la red. Luego de que el año pasado se dispusiera una flexibilización de los criterios para aplicar los cortes por falta de pago, ahora las pautas volvieron a endurecerse y basta con tener una factura vencida e impaga para quedar expuesto al desenganche eléctrico.

secheep.jpg
Los cortes se ejecutan con diversas cuadrillas y obligan a realizar un trámite de reconexión que es bastante poco práctico y puede llevar mucho tiempo.

Una vez que el corte se ha practicado, el usuario se ve obligado a realizar un tedioso y poco práctico trámite de reconexión en las oficinas de la empresa estatal.

CHAU TREGUA

Desde ya que el regreso de los viejos términos para definir los cortes deja atrás, como estaba previsto, la tregua que el gobierno provincial había anunciado en diciembre.

En aquella ocasión Jorge Capitanich ordenó que se suspendieran las desconexiones a morosos de los servicios públicos esenciales (agua y electricidad) mientras durase el período de las fiestas navideñas y de Año Nuevo. Pero ahora las reglas anteriores vuelven a estar vigentes.

SIN PREAVISO

Un detalle nada menor de los operativos que se llevan adelante en los días hábiles de cada semana es que los cortes se ejecutan sin aviso previo, pese a una ley provincial -aprobada en tiempos en que la provincia era gobernada por la UCR- que obliga a Sameep y a Secheep a avisar a los usuarios que están cerca de ser sancionados con la desconexión.

Si bien la empresa encarda del suministro de agua potable cumple con esa norma, Secheep considera que es suficiente con incluir en sus boletas de cada mes un espacio en el que los abonados pueden ver si tienen deudas pendientes o no con la compañía.

Ese criterio no tiene en cuenta que muchas personas no saben de la existencia de ese ítem en sus boletas y que otras tantas tienen el permanente problema de no recibir en sus domicilios las facturas, ya que el sistema de reparto de las mismas es por demás ineficiente.

EN SILENCIO

Otra característica muy cuestionable de los cortes es que estos no solo no se preavisan, sino que además tampoco se comunican a los usuarios al momento de concretarse.

Las cuadrillas de Secheep desconectan a los usuarios en silencio, sin avisar de su accionar. Lo hacen con el argumento de que más de una vez el personal fue agredido por los afectados. Pero tampoco dejan una nota o comunicación visible que avise del corte.

De esa manera, muchas familias pasan horas sin servicio pensando que están padeciendo una de las tantas caídas del servicio por desperfectos técnicos.

La consecuencia es que hay personas que recién advierten que el corte es por falta de pago cuando ya perdieron la oportunidad de gestionar la reconexión en el mismo día. En definitiva, un mal momento que Secheep se encarga de volver peor.