Temas de hoy: Chicos que cortan el pasto Niños huérfanos Alberto Fernández Fernando Burlando crimen de los rugbiers
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/187819

Desafío al Cuadrado: una carrera diferente para compartir con amigos

Surgió como una juntada para correr entre amigos y cobró vida propia al tener la aceptación de los participantes y organizadores.

Guillermo Mc Loughlin (organizador de Margarita Trail y su variante nocturna) tuvo la iniciativa de arrancar la nueva década con una actividad distinta que día a día fue evolucionando y se concretó el pasado 5 de enero en el escenario de Colonia Amadeo (entre Margarita Belén y Colonia Benítez).

 

El Desafío al Cuadrado tomó su nombre del circuito donde se realizó: una sucesión de caminos rurales que, si bien no representan estrictamente la figura geométrica, se compone de cuatro lados, en medio.

La carrera reunió a 48 corredores que se dividieron en dos grupos: liebres y no liebres, en relación con el ritmo de carrera que cada uno es capaz de llevar. Las liebres recibieron un dorsal y las no liebres retiraron otros dorsales donde se repetían los números de los primeros. De este modo se formaron las parejas buscando una paridad en todos los participantes.

Cada pareja realizó todo el recorrido juntos. O bien, debieron partir juntos y llegar juntos, de manera que las liebres debieron adaptarse al ritmo de su compañero/a.

 

Se corrió sobre un terreno plano, sin obstáculos, lo cual permitió la participación tanto de corredores aficionados al trail running, como aquellos que optan por competir sobre asfalto en carreras urbanas.

No faltaron el arco de largada y llegada, las fotos de los corredores, la fruta y bebidas para hidratación, que acompañaron el premio que se llevaron todos los corredores: empanadas, choripanes y cervezas, además de charlas y nuevos amigos.

Comenzó como una juntada entre un puñado de amigos y ya promete convertirse en una competencia tradicional que se extenderá a lo largo del año.

Fotos: Gerónimo Mc Loughlin – Hugo Espíndola