Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/187344

Solidaridad a todo pulmón, de Quilmes a Napalpí

“Una experiencia puede movilizarte, y un día te encontrás atravesando medio país con el auto lleno de cosas para ayudar a quienes lo necesitan de verdad”

La frase pertenece a Facundo Salgado, marino mercante de carrera, quien desembarcará hoy en Napalpí, corazón de Chaco más profundo con ropa, productos no perecederos, juguetes y útiles escolares para entregarlos a familias con las necesidades más básicas insatisfechas.

Facundo Salgado y Claudia Sapienza llegaron desde Buenos Aires a Napalpí para entregar donaciones a familias carenciadas.

DIARIO DE AUTOMÓVIL

Napalpí es la última estación, al menos por el momento, de un viaje que Salgado comenzó hace un tiempo. “En mi último franco, tuve la oportunidad de recorrer el interior, básicamente Misiones, junto a mi mamá y un amigo, donde pude palpar la realidad más cruda del país, con chicos en situaciones realmente desesperantes”, describió de visita a la redacción de NORTE.

La experiencia terminó por generar en Facundo la necesidad de tender una mano solidaria, por lo que decidió emprender una colecta mediante las redes sociales y en grupos de amigos. “La verdad, me sorprendió la repercusión que tuvo la movida, de hecho tuve que dejar muchas cosas porque no entraban en el auto; me llamaron de todos lados e incluso de México”, contó.

La primera idea fue transportar lo recaudado en un flete o un camión pero los tiempos obligaron a apurar el viaje y entregar lo que se puede en función de la capacidad del auto.

DESTINO CHACO

Después de sumar a Claudia Sapienza al emprendimiento solidario, se fijó el destino. El Chaco surgió como la alternativa más potable en base al relato de conocidos de Facundo y Claudia, quienes describieron la compleja realidad de la geografía provincial más inhóspita.

Cargado de ilusión: a través de redes sociales y grupos de amigos, los viajeros recolectaron ropa, útiles escolares y alimentos no perecederos.

El contacto local fue Inés Paula Berry, alma inquieta y siempre predispuesta a ayudar a los que más lo necesitan. “Nos pusimos en contacto y consultamos con el dirigente Juan Chico, quien nos recomendó llevar las donaciones a Napalpí, que tiene una historia digna de ser contada y recordada, pero también un presente muy complejo”, explicó Berry. La delegación llegó durante la tarde de ayer y hoy ya prepara el viaje de vuelta a Buenos Aires. “El 15 de enero tengo que volver al barco, el buque tanque “Coipo”, por eso quería aprovechar los días que me quedan para hacer este viaje, que seguramente no será el último”, estimó Salgado.

Temas en esta nota

solidaridad Quilmes Napalpí