Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/184562
ANÁLISIS DE POLITIKÓN DEL PERÍODO 2012 AL 2018

El Chaco que recibirá Capitanich en números

Los ingresos por debajo de la inflación, gastos en personal en baja con impacto en la economía y lo único hacia arriba, servicios y stock de deuda.

La consultora Politikón, pasadas las elecciones generales en el Chaco, y teniendo ya un gobernador electo que asumirá el próximo 10 de diciembre, devela en un informe la pregunta sobre qué provincia recibirá Jorge Capitanich en términos económicos. El trabajo analizó ‘las principales variables económicas, tomando como base el año 2012 y hasta el 2018”.

Un aporte para conocer dónde se parará el próximo gobernador en la casa de Marcelo T. de Alvear 145.

LOS RECURSOS, POR DEBAJO DE LA INFLACIÓN

Durante el año 2018, la recaudación de ATP y las transferencias automáticas de recursos de origen nacional crecieron por debajo de la inflación anual, que fue del 47,6%.

En el caso de las transferencias automáticas, en 2018 se produjo el incremento más alto del período analizado, pero quedó 5,6 pp. por debajo del alza de precios.

Por su parte, la recaudación de ATP viene con desaceleración desde el 2015: a partir de ese año y hasta 2018, el crecimiento interanual es cada vez menor. De todo el período analizado, en solo tres de esos años la recaudación de ATP le ganó a la inflación: 2013, 2015 y 2017, con la particularidad de que todos esos años son eleccionarios.

Sin embargo, en este 2019 las proyecciones indican que ocurrirá lo mismo que los anteriores años impares, algo que complica las finanzas provinciales que tienen una dependencia fuerte de los recursos de origen nacional y una escasa base de recaudación propia.

STOCK Y SERVICIOS DE DEUDA

El Stock de la deuda pública ha sufrido un importante crecimiento en 2016, cuando saltó un 86%, a partir del uso de diferentes instrumentos, donde sobresale la colocación de un bono internacional por 250 millones de dólares en el mercado internacional, que por primera vez lo hacía la provincia.

Ya en 2017 y 2018 el stock de deuda creció, pero a un menor ritmo.

En relación a los pagos de los servicios de la deuda, han tenido importantes crecimientos en los últimos tres años, y se proyecta un crecimiento similar al mostrado en 2018 para el 2019.

En el período 2012 - 2015, el stock de deuda comparado con los ingresos corrientes de la provincia ha ido en tendencia decreciente, revirtiendo esa tendencia en 2016 y 2017. Para el año 2018 ha tenido una caída, pero continúa siendo elevado.

A su vez, los pagos de los servicios de la deuda tuvieron un comportamiento similar: en 2015 mostró su nivel más bajo del período (que revirtió una tendencia alcista mostrada en 2012-2014), pero comenzó a crecer en 2016 hasta llegar al punto más alto del periodo en 2018, cuando los servicios de la deuda representaron el 4,7% de los ingresos corrientes. Además, hay que destacar que, en el primer semestre de 2019, los pagos de los servicios alcanzaron el 6,7% de los ingresos corrientes.

GASTOS PRIMARIOS EN CAÍDA

Desde 2016, los gastos primarios vienen creciendo a un menor ritmo, llegando a su menor nivel en 2018 cuando crecieron apenas el 20,1%, que significa un incremento de 27,5 puntos por debajo de la inflación, y de 21,9 puntos por debajo del crecimiento de los ingresos corrientes, que a su vez crecieron 5,6 puntos por debajo de la inflación.

RESULTADOS PRIMARIOS Y FINANCIEROS

Entre 2015 y 2017, la provincia tuvo déficit en ambos niveles, tanto primario como financiero, llegando a un récord en 2017 cuando el déficit financiero terminó en 5.566 millones de pesos. Sin embargo, la baja del gasto primario (mencionada supra) y el ajuste en el sector público (particularmente, en gasto de personal mediante una baja recomposición salarial) permitieron en 2018 culminar con superávit primario y financiero, a pesar de haber tenido un alto peso de los servicios de la deuda.

INGRESOS Y GASTOS DE CAPITAL

En 2016 y 2018, tanto los ingresos como los gastos de capital sufrieron caídas, con mayor acentuación en los ingresos. Esta caída implica para la provincia menores posibilidades de inversión en obra pública, y explica además que el mayor porcentaje de obra ejecutada en la provincia tiene como origen recursos nacionales asignadas a la misma, de manera directa en algunos casos o vía transferencias. En términos nominales, la mayor participación dentro de los gastos de capital se observa sostenidamente en el período en la inversión real directa, que concentra la gran mayoría del gasto de capital total. Si bien en 2018 las transferencias de capital fueron nominalmente superiores a la inversión financiera, no tuvo el mismo comportamiento entre 2016 y 2017.

GASTOS EN PERSONAL

El año 2018 fue sin dudas el año del ajuste en el sector público, particularmente en el gasto en el personal, que creció apenas un 18% frente a un 47,6% de inflación anual. Este ajuste (que se ve traducido en la baja recomposición salarial que se ofreció a agentes estatales en dicho año) fue uno de los factores determinantes en el superávit primario que se mencionó anteriormente.

Solo en el año 2014 se observó una situación similar, cuando el gasto en personal creció 7,8 puntos por debajo de la inflación. Sin embargo, en 2018 la brecha entre ambas fue del 29,2 pp, que fulminó las brechas positivas existentes en 2016 (+4,8 pp en favor del gasto en personal) y 2017 (+4,8 pp en favor del gasto en personal).

La situación mencionada previamente se reafirma al observar el peso del gasto en personal sobre los ingresos corrientes de la provincia: en 2016 tocó un techo, cuando los gastos en personal representaban el 57,6% de los ingresos corrientes, bajando al 45,7% en 2018.

Si bien es una baja considerable que podría dar un respiro a las arcas provinciales, la misma se basó en recomposiciones salariales muy por debajo de la inflación que repercuten fuerte y negativamente en el poder adquisitivo de los trabajadores y, por ende, en el movimiento económico provincial.

En resumen, tomando como base los datos al 31/12/2015 y al 31/12/2018, las únicas dos variables que superaron a la inflación fueron los servicios y el stock de deuda, mientras que los ingresos de capital es la única que mostró una caída”.

Notas Relacionadas