Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/182320

Diego Figueroa finalista del Premio Fortabat 2019

El artista chaqueño Diego Figueroa fue seleccionado finalista del prestigioso Premio Fundación Fortabat 2019 con su pintura “Otra vez la noche y llueve afuera”. La obra de Figueroa, realizada con esmalte sintético sobre chapa de zinc acanalada, fue elegida junto a otras cuarenta obras de todo el país por un jurado internacional. 

Diego-Figueroa.jpg

La convocatoria alcanzó a artistas argentinos nativos o naturalizados y extranjeros con residencia en Argentina a participar del certamen que entrega importantes premios en pesos, bajo la mirada y evaluación de un jurado internacional, a cargo de Mari Carmen Ramírez, Marcelo Pacheco, Pablo León de la Barra, Amalia Amoedo y Rodrigo Alonso.

Cabe destacar que el Premio Fundación Fortabat no se celebraba desde hacía veinte años, aunque se realizó ininterrumpidamente entre 1984 y 1999. Este relanzamiento trajo gran alegría a la provincia de Chaco, ya que el chaqueño Diego Figueroa fue seleccionado finalista junto a cuarenta artistas de todo el país, sobre un total de 1200 postulaciones.

Concretamente, fueron seleccionados 45 finalistas en la categoría mayores de 35 años. La obra “Otra vez la noche y llueve afuera”, del artista plástico Diego Figueroa, fue la única finalista de la región NEA.

El jurado

El Premio Fundación Fortabat 2019 contó con un riguroso jurado, compuesto por Mari Carmen Ramírez, curadora Wortham de Arte Latinoamericano y Directora del International Center for the Arts of the Americas; Marcelo Pacheco fue curador en jefe del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Malba / Colección Costantini; Pablo León de la Barra curador del proyecto UBS MAP Latinoamérica del Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York; Amalia Amoedo, presidenta de la Fundación Arteba, y Rodrigo Alonso, curador de exposiciones de arte contemporáneo en los espacios más importantes de Argentina y América Latina y en prestigiosas instituciones europeas como la Bienal de Venecia.

Posee a su vez los premios en metálico más altos en instancia de concurso para las Artes Visuales Argentinas, todos estos factores transforman a este premio en uno de los de mayor prestigio a nivel nacional. La inauguración de la muestra con las obras finalistas se llevó a cabo esta semana en el Museo Colección Fortabat de la Ciudad de Buenos Aires.

El artífice y su obra

“Otra vez la noche y llueve afuera” (2019) es una pintura realizada con esmalte sintético sobre chapa de zinc acanalada, montada sobre listones de madera cuyas dimensiones son 200 x 200 cm. Si bien la descarga semántica de la chapa utilizada popularmente para construir techos es un dispositivo que el autor viene utilizando hace algunos años abordándolo con diferentes procedimientos, esta serie de pinturas inicia en 2018.

Diego-Figueroa-Otra-vez-la-.jpg

Originalmente fueron inspiradas a partir de la revisitación de jardines à la française, la tradición de jardinería barroca, derivada de los renacentistas italianos, que alcanzó su apogeo en la Francia del siglo XVII, caracterizados por su simetría, su racionalidad cartesiana y una organización espacial estricta y geométrica.

La intención de Figueroa fue plantear un nuevo interrogante acerca del juego de tensiones entre lo popular y lo clásico, y las inevitables relaciones de clase y poder que representan, trasladando esas tensiones a los materiales que utiliza y las imágenes que con ellos construye.

Quien recorre a Figueroa, en Mi reina, su muestra individual, la cual justamente proponer esta nueva interrogación acerca del juego de tensiones, puede presenciar cómo el artista opera mediante procedimientos como la cita, el desplazamiento y la parodia aplicados a iconografías canónicas de la historia del arte y la cultura occidental, mediante el uso de materiales cotidianos, cuyo uso altera y desvío.

En “Otra vez la noche y llueve afuera”, continúa explorando esas tensiones, en este caso, a partir de las imágenes de mansiones de “estilo Tudor”, tomadas por la aristocracia argentina a partir de los modelos de casas campestres inglesas de familias adineradas.

Sobre la chapa, la realidad representada se modifica según el punto desde donde se la observe: de frente, la mansión cobra protagonismo mientras que el soporte se desdibuja, al movernos, esta situación se invierte visibilizando el soporte y transformando la imagen pintada en una suerte de código cromático y amorfo. “Algunas noches siento la lluvia y creo que el sonido que ejecuta sobre los techos de chapa es una melodía a la que solo algunos podemos llamar hogar”, indicó el autor durante su descripción de la obra.

La muestra individual de Diego Figueroa, Mi reina, puede ser visitada en la galería Hache, ubicada en Loyola 32, Buenos Aires.