Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/181047
Diálogo con Florencia Sandoval

Enciende palabras y canciones

El ciclo Tenemos visita se reanuda hoy y mañana con la llegada de la poeta Laura Yasan a Corrientes y Resistencia. En esta ocasión la recibirá otra  poeta, la correntina Estefanía Ceballos y las acompañará Flor Sandoval. La propuesta es leer poesía y música. La cita en Resistencia es mañana a las 21 en el bar Macedonio, López y Planes 571.

 Se le adivina una sonrisa amable, blanca, sincera, sonríe con los ojos. “La poesía y la música llegaron a la par a mi vida. La canción trae consigo la música. La poesía entró desde la canción. Empecé haciendo covers, cantando canciones de otros pero rápidamente inventando melodías o letras. En mi casa se escuchaba folclore, chamamé”, explica y empieza a dar nombres de músicos de Corrientes y de distintos puntos del país. "Todo eso está guardado desde mi infancia", desliza. En la adolescencia se abrieron sus gustos musicales, llegó el rock nacional junto a otras músicas, "no desde casa sino desde afuera, desde mi entorno de amigos", agrega.

flor-sandoval0.jpg

Hace poco más de un año Flor Sandoval comenzó su andar de poesía y música. Aunque se define como cantautora, confiesa que “fue difícil al comienzo, cuando emprendí este camino, simplemente era una persona que cantaba sus canciones y lo disfrutaba. Desde febrero del año pasado hasta ahora me pasaron muchas cosas lindas, canté en muchos lugares, vinieron canciones nuevas y compartí con otros artistas momentos únicos e irrepetibles. Entonces me di cuenta de que lo que amo en el mundo es hacer canciones e ir por la vida cantando esas canciones. Asumo un compromiso con la música y la poesía. Trabajo con seriedad a la hora de componer y al momento de interpretar mis canciones”, cuenta.

flor-sandoval01.jpg

Flor tiene las cejas levemente arqueadas en líneas finas, sus pestañas largas acarician el borde del párpado. Nariz pequeña. Cuando sonríe su rostro se ensancha en una mueca feliz, todos los músculos de la cara se laxan.  Estudia el profesorado de música con especialidad en guitarra. Cuenta que le gusta la poesía pero su deleite se extiende por la literatura en general. Hizo talleres de producción de escritura lo cual le permitió ensanchar ese mundo de la literatura y la creación.

flor-sandoval02.jpg

El fuego se vuelve lento, Sol, Musiquita, que te quieras quedar, son algunas de sus composiciones. “La construcción de las canciones surgen primer a través de una idea. La creación no sucede de un momento a otro, no es instantánea, en mi caso las cosas pasan de una idea, la letra, los acordes y así se construye la canción. Sin embargo, el proceso creativo no es matemático, es impredecible. Mis canciones hablan mucho de la naturaleza, el sol, la lluvia, la luna, el día, la noche, a la ves tengo muchas canciones dedicadas a otras personas”, explica.

flor-sandoval05.jpg

En las redes sociales a Flor se la encuentra como Flor Sandoval, hay registros en YouTube donde es posible escucharla y verla en los diferentes escenarios que ha recorrido.

Suenan los acordes de una guitarra, puntea, va pidiendo permiso al aire con cada nota. Su voz es una caricia. “Voy abrir despacio las ventanas para que el aire baile con mi piel mientras me perfumo de mañana”, entona en una de sus canciones que lleva por título Que te quieras quedar.

flor-sandoval03.jpg

“Esa canción no está dedicada a nadie en especial. Recuerdo que estaba charlando con alguien por Messenger, un chat que ya no existe más. Ahí había visto una publicidad que decía ’Ven a visitarnos. Corremos el riesgo que te quieras quedar‘. Esa frase me gustó y me pareció potente para una canción. La tomé y salió, en el escenario que me imaginaba mientras construía esa canción no había alguien en particular. Cuando la canto me imagino en mí casa y que recibo a una persona que llega desde lo lejos”, confiesa.

En la segunda parte continúa, “voy abrir de nuevo las ventanas para que el aire baile con tu piel mientras se perfume de mañana nuestros labios de café”, la melodía y la poesía se vierten en las manos y la voz de Flor Sandoval.