Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/178290

Ejército de Sudán pide a manifestantes que levanten los piquetes alrededor de su cuartel general

Jartum, 22 (AFP) - El ejército reclamó el levantamiento de barricadas y puntos de control establecidos por los manifestantes en las carreteras que conducen al cuartel general en Jartum, delante del cual acampan miles de  personas para reclamar que el gobierno sea entregado a autoridades civiles.

   Los manifestantes, congregados en torno al cuartel desde el 6 de abril para exigir la salida del presidente Omar al Bashir, piden ahora la disolución del Consejo Militar de Transición. Este consejo se puso al mando del país después de que el ejército destituyera el 11 de abril a Bashir, bajo la presión de la calle, tras cuatro meses de una protesta popular inédita iniciada por la triplicación del precio del pan. 

   “Las carreteras deben volver a abrirse inmediatamente para facilitar la circulación de trenes y de otros medios de transporte en la capital y los otros estados”, declaró este lunes el Consejo Militar. El ejército señaló la necesidad de “garantizar la circulación de los productos esenciales”. El jefe del Consejo, general Abdel Fatah al Burhan, ya había presionado a los manifestantes al “condenar el bloqueo de carreteras y el registro de personas sin tener la autoridad legal”.

   Pero los manifestantes en el lugar se mantuvieron insensibles a estos reclamos. “Los puntos de control continuarán funcionando como antes”,  declaró una manifestante, Kawthar Hasabhallah, de 23 años. Los manifestantes deben pasar varios controles para acceder a los alrededores del cuartel general militar, y son sometidos a cacheos y verificación de bolsos por los civiles que lideran la protesta.

   Los dirigentes del movimiento anunciaron el domingo una suspensión de las conversaciones con el ejército sobre el traspaso de poder a los civiles, y acusaron al Consejo Militar de estar compuesto de antiguo personal del régimen de Bashir, al que derrocaron después de tres décadas de dictadura.