Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/177670

El impacto de la guerra en el NEA: cantidad de soldados, luchas, marginalidad y juventud

Daniel Chao, del Instituto de Investigaciones Geohistóricas, analiza una guerra improvisada, como una de las razones de tantos soldados de la región en Malvinas.

La región NEA aportó el 30% de las 23 mil personas movilizadas por la guerra de Malvinas y el 20% de los caídos en combate. Soldados muy jóvenes que en su mayoría ni siquiera habían salido antes de sus pueblos. En el marco del 2 de abril, ‘Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas‘, el doctor en Ciencias Sociales, Daniel Chao, del Instituto de Investigaciones Geohistóricas (Unne-Conicet), se refirió al conflicto que estuvo dominado por ‘la improvisación y desprotección‘. ‘Malvinas debe ser un llamado al nunca más a las guerras‘, dijo.

De golpe, sin haber salido nunca de sus pueblos o a lo sumo conocer pueblos aledaños, muchos soldados de la región Nordeste se encontraron subidos a un avión o a un barco, y en una geografía totalmente distinta. Llegaban a Malvinas, sin entrenamiento y con grados de planificación cero.

La guerra de Malvinas movilizó alrededor de 23 mil personas. De ese total, casi el 30% de los soldados fueron del NEA, principalmente de Chaco y Corrientes.

Ello, ese ‘cóctel‘ de improvisación, juventud y no tener dimensión del lugar a donde iban, impactó en el territorio de combate pero también en el después de la guerra, en el regreso, en el recuerdo.

Así grafica lo que ocurrió en Malvinas el doctor Chao, investigador del Instituto de Investigaciones Geohistóricas - IIGHI- (Unne-Conicet) y docente de la carrera de Comunicación Social de la Facultad de Humanidades de la UNNE, quien hace diez años estudia sobre el conflicto bélico. En especial refiere al significado de la guerra para la región Nordeste.

23 MIL PERSONAS

La guerra de Malvinas movilizó alrededor de 23 mil personas, de las cuales algo más de 13 mil combatieron en las islas y el resto estuvo en el sur del continente.

De esa totalidad, casi el 30% de los soldados movilizados fueron del NEA, principalmente de Chaco y Corrientes. Teniendo en cuenta que esta región no excede el 10% de la población nacional. Y alrededor del 20% de los caídos en combate también fueron de esta región del país.

‘La incidencia de los soldados de la región en Malvinas fue muy fuerte, lo cual tiene explicaciones estratégicas, así como también relacionadas al grado de improvisación e imprevisión que tuvo la guerra‘, sostiene el investigador, cuyas apreciaciones se sustentan en el resultado de su tesis doctoral, denominada ‘Problematización y gobierno de los veteranos de la guerra de Malvinas.

Estado nacional, intervención política y gubernamentalidad (1984-2017)‘.

Agrega que la figura del veterano de guerra se construyó desde un tono marginal, y si a eso se le suma la lucha que tuvieron que encarar desde 1982 para lograr algunos de sus derechos adquiridos, ‘ello hace un cóctel importante, razón por la cual la guerra Malvinas como figura en la región es bastante fuerte‘. Y además debe tenerse en cuenta que Malvinas geográficamente está muy alejado del NEA y ‘eso sufrieron los soldados en su cuerpo‘.

SOCIAL Y CULTURAL

‘El impacto social y cultural de la guerra para el NEA tiene que ver con todas estas cuestiones: número de soldados, luchas, marginalidad y juventud‘.

Corrientes movilizó por la guerra casi la totalidad de los regimientos y batallones de la provincia, ubicados en Paso de los Libres, Curuzú Cuatiá, Mercedes y otras delegaciones.

‘La razón de esto se vinculada directamente con la improvisación del planeamiento militar de la guerra‘, señaló Chao y agrega que ‘uno se puede preguntar por qué no movilizaron las bases apostadas en el sur o cercana a la cordillera‘.

La respuesta, según prosigue, es que cuando los militares decidieron intervenir sobre las islas ni siquiera previeron la posibilidad de una guerra, y el grado de movilización se activó cuando se dieron cuenta que los británicos se tomaron en serio la intervención argentina.

A la par, Argentina estaba en un litigio de soberanía con Chile y se decidió no movilizar las tropas del sur que estaban geográfica y culturalmente acostumbradas al frío, por lo que decidieron movilizar el resto de las tropas, la mayoría del conurbano bonaerense y la región NEA.

Respecto a la juventud que caracteriza al tema Malvinas, comentó que muchos de los soldados no conocían más allá de sus pueblos. Y si bien en muchos de ellos estaba arraigado el deseo de servir a la patria, fueron obligados a ir de manera imprevista.

De las tropas argentinas, la mitad de los que estuvieron en Malvinas eran soldados profesionales y la otra mitad eran quienes estaban en el servicio militar, muy jóvenes o soldados de reserva.

De ese grupo diverso de sujetos, por ejemplo, en Corrientes casi la totalidad eran los que estaban cumpliendo el servicio militar, jóvenes de 19 y 20 años.

Las clases movilizadas fueron la ’62 (reserva) y ’63 (en ese momento, cumpliendo el Servicio Militar Obligatorio).

Para Chao, ello además impactó en la manera en que los combatientes volvieron de Malvinas, y teniendo en cuenta además lo volátil que fue el recuerdo de la guerra tras su fin.

‘Hoy la guerra es recordada con muchas loas y cariño y amor, y en su momento también fue así el regreso. Cuando volvieron a sus pueblos muchos soldados fueron aplaudidos, festejados, lo fueron a recibir a las estaciones de trenes, pero el movimiento de la memoria, los grados de protección, todo lo que vino después generó un cierto olvido‘, señala el investigador.

El trabajo de investigación

Sobre su vinculación con el tema Malvinas, el doctor Daniel Chao, recordó que cuando empezó a investigar tenía 24 años y fue con su tesis de grado. ‘El tema me atrapó por diferentes cuestiones, en principio porque siempre se presenta como un gran problema, todos tiene algo que decir sobre Malvinas y parece que está todo dicho sobre Malvinas. Pero cuando uno empieza estudiar se da cuenta que hay interrogantes para hacer dulce y eso en su momento me atrapó‘.

‘Me atrapó además la importancia que le atribuye Corrientes a la guerra dentro de su simbología e imaginería regional‘.

Pero también por lectura. Recuerda que alguien le prestó un libro de Lucrecia Escudero ‘Malvinas el gran relato‘. ‘Lo leí, me encantó, y desde hace diez años estoy estudiando Malvinas‘.