Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/177362

Salud: ¿hay un plan “B” para el hospital de Sáenz Peña?

‘Alguien metió la cola. La política o algún sector interesado, pero no hay decisión para que el doctor Villaverde obtenga su autorización en la Justicia y pueda asumir la dirección‘ del hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, le comentó a este periodista una alta fuente del gobierno provincial.

Dibujo 24marzo2019.jpg

El pediatra Jorge Villaverde, que no está vinculado a la actividad profesional médica con el sector privado, se le ofreció ‘armar equipo‘ para asumir la dirección del nosocomio y poner fin a largos años de desidia y falencias que tiene el principal hospital de referencia no solo del Chaco sino de la región.

El pediatra trabaja en la Justicia del Chaco, y por lo tanto necesita de una autorización pertinente para asumir este cargo en Salud Publica. Pero no lo consiguió. ¿Por qué?; ¿Alguien dará explicaciones sobre esto?

El hospital 4 de Junio de esta ciudad es el centro de referencia sanitaria de todo el interior del Chaco y en tal sentido, la cantidad de pacientes ambulatorios e internados, son cada vez más numerosas.

DECENAS DE DENUNCIAS

En medio de decenas de denuncias públicas sobre problemas puntuales como el abastecimiento de combustibles que llevó a que varias ambulancias se quedaran en plena calle sin gas oíl; lo que ocurre en las derivaciones de pacientes; los pedidos y compras de insumos y de prótesis, entre tantas otras cosas, ponen en jaque al funcionamiento del nosocomio.

Distintas situaciones pusieron de relieve esta situación, con ambulancias que se quedaron sin combustible mientras concurrían a realizar la búsqueda de una persona. Fuentes consultadas del sector confiaron a este diario que esta situación ‘es una complicación que a diario deben afrontar los choferes a la hora de reabastecer las ambulancias.

Son grandes los inconvenientes para conseguir las órdenes‘, comentaron en una larga lista que el ministro de Salud, Luis Zapico, tiene anotadas. ‘Hay días en que las ambulancias andan con el indicador del nivel de combustible titilando y hay que hacer peripecias para poder conseguir los vales y cargar unos pocos litros‘ y ocurren cosas como lo de este fin de semana ‘donde uno de los choferes se quedó sin combustible mientras acudía a una intervención y ni siquiera tenía disponible un bidón para pedirle a alguien que lo socorriera para ir y buscar unos litros al surtidor en alguna estación de servicios‘, denunciaron en una misiva que le llegó a sus manos al ministro.

UN MINISTRO CON INFORMACIÓN

A esta altura de las circunstancias, nadie duda que el ministro Zapico tiene en sus manos información de primera mano donde le detallan las principales falencias del hospital de Sáenz Peña con algunas sugerencias para mejorar el servicio de atención, ya que quien paga los platos rotos sigue siendo la población que no cuenta con obra social.

EL PLAN

‘B’ Si el Plan A no pudo prosperar, por razones que alguien tendrá que explicarlas, se apelará, por razones de urgencias en la toma de medidas, se estaría dispuesto a aplicar un plan ‘B‘ en el cual el médico otorrinolaringólogo Raúl Medina, asumiría la dirección del hospital 4 de Junio.

Una de las principales urgencias que tiene hoy este nosocomio, es resolver la cuestión logística. ‘No da para más la situación, está todo paralizado, todo sin resolver‘, comentó una fuente sanitaria. Medina tendría como colaboradores a ex directivos e incorporaría profesionales contables para el ‘control de recursos‘.

LAS URGENTES MEDIDAS A TOMAR

Uno de los puntos que necesitan imperiosamente resolverse está relacionado a los tiempos quirúrgicos en estadía de los pacientes. Hay cirugías programas que se fueron postergándose de manera incierta, como también llego a oídos del ministro que en la guardia hay médicos que no llegan a horario y se producen baches sin atención de casos urgentes y de pacientes ambulatorios.

Debe mejorar además las derivaciones que se realizan hacia el hospital Perrando de Resistencia. Estos dos puntos son un pedido que ya el ministro Zapico venia conversando concretar con Villaverde y seguramente lo hará con Medina, en cuyo marco estamos en condiciones de adelantar el pase de Pediatría al edificio principal.

Lo fundamental es sincronizar las compras de prótesis, como se hizo con los hospitales Julio C. Perrando y el Hospital Pediátrico, ambos de Resistencia. Para hacerlo más rápido, el 4 de junio debe sumarse a esto, dado que en Sáenz Peña ‘todo lo hace lento. Y tiene el mismo sistema de compra de los otros dos hospitales‘, confiaron las fuentes.

GRANDES HOSPITALES

De fuentes reservadas, se supo que al Hospital 4 de Junio se le sacará la Unidad Central de Emergencias Médicas y lo manejarán entre los grandes hospitales. La UCEM central es autónoma al Perrando. Pero Sáenz Peña, Castelli, Villa Angela y Las Breñas, dependen del director del hospital y se dan cosas insólitas: ‘si el Perrando dice no hay cama. Igual lo mandan para allá, y eso es sin dudas una anarquía‘, dijo la fuente.

En los hospitales centrales se va a implementar la UCCEM como método para optimizar el manejo de los recursos, ya que así como está diseñado en la actualidad el sistema trae complicaciones a los directores de esos nosocomios.

Esto determinará que el director pueda cumplir y centrarse en tareas específicas que hagan al correcto funcionamiento de todas y cada una de las áreas para que la ciudadanía reciba como corresponde el servicio de salud pública cuando concurren a un hospital a hacerse atender o deba ser internado.