Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/175708

Verano inspirador

El sol pegando en nuestra piel invita a soleros estampados, vestidos de lino, conjuntos de top y faldas, shorts sastre, blusas románticas, mom jeans y shorts de jean tiro alto, carteras artesanales, y sandalias o alpargatas de yute.

Vivimos la temporada más motivadas que nunca, las marcas se inspiraron más de lo común para este tiempo estival, acercándonos vestidos amplios y sandalias chatas, telas floreadas y sombreros de paja. Ya no nos tomamos tanto tiempo para determinar qué nos queda y qué no.

Nos trajeron una paleta de colores suaves y siluetas simples. Prendas impresas de un carácter 100% femenino con aires retro (‘60) o boho. El alto verano trae consigo una vuelta a la naturaleza, con bolsos de paja y sandalias de yute. ¿El denominador común? Lo artesanal: cada ítem pareciera estar "hecho a mano".

El rey de la fiesta es el solero cruzado. Amplio, etéreo, vestido IT que se empapa de flores y se tiñe de colores cálidos y de-saturados. Otra vedette son los conjuntos de top y falda con botones delanteros de madera gigantes, desproporcionados. Los accesorios dorados reflejan el sol y otros reflejan el mar en forma de estrellas y caracoles.

ESTAMPAS

Podríamos decir que las temporadas se recuerdan por sus estampas. Este verano vino bien variado. Las flores trepan los vestidos y se imprimen en tops y faldas para confirmar que son las líderes. Le siguen por igual las rayas verticales (limpias, no muy cargadas) y los cuadros vichy en menor proporción. Y, para sorpresa de muchas, el animal print regresó fuerte en las calles y playas más estilosas del mundo.

COLORES

Los tonos tierra coparon la escena. Nude, natural, crudo, tostado, cualquier color que remita a la naturaleza está permitido. Elevan el juego los acentos en naranja, verde, bordeaux y mostaza en su saturación más baja. La calidez prima entre las gamas del verano. Los tonos apagados, naturales, son los protagonistas de las colecciones.

Los pasteles románticos siguen presentes. Rosa, celeste y verde menta no se van a ningún lado. Tiñen siluetas amplias, volados desarmados y tops con nudos delanteros para enamorarnos más que nunca. El denim no desaparece; se combina con lino como una dupla que estalla de onda. El mom jean sigue pisando fuerte y da lugar a la combinación con micro tops suntuosos de lino y mangas vaporosas para los días intermedios no tan calientes.

VESTIDOS

Ellos, son los protagonistas de la temporada. Los más vistos son estampados de flores, rayas, cuadros tipo pic nic. Compiten con aquellos lisos de lino o tejidos, de siluetas más modernas y menos vuelo. Ambos son una gran opción y el aliado de la temporada.

CONJUNTOS

La sastrería es otro de los puntos fuertes del verano. ¿La novedad? En lugar de pantalón, los sacos livianos de carácter oversized se acompañan de shorts tiro alto y bermudas tendencieras. Sumá una camiseta con frase y ¡boom! estilo asegurado. Y si la feminidad corre por tus venas, si siempre quisiste vestirte a lo Marylin o las pin up girls de los 60, el crop top y la falda a juego son los ideales. Más veraniegos son los tops que se anudan adelante y las mangas hacen de lo suyo. Las faldas complementan la estampa en un mix único.

 

BLUSAS

El romanticismo tomó forma de blusa y se presenta esta temporada como ítem necesario. Las blusas cortitas y pomposas o anudadas al frente se mezclan con jeans rígidos como los "mom", faldas livianas y con shorts de tiro alto sastreros. Las amamos para todo lugar y momento.

CARTERAS ARTESANALES

Esta temporada admite todo tipo de bolsos y carteras con la única premisa de lo artesanal. O lo que pareciera ser artesanal. Paja, palitos, mimbre se unen a pompones de lana, bordados de hilo y otros detalles que las hacen parecer únicas. Cada una simula originarse en un pueblito remoto del norte de Brasil. Y esa es la clave en los accesorios: la reminiscencia al origen artesano.

SANDALIAS DE YUTE

Los zapatos merecen un anexo aparte, pero algunas sandalias, una mención especial. Siguiendo las líneas artesanales que proponen el mimbre, el lino y los colores tierra, las sandalias toman la plataforma de yute. Y claramente no hay material más natural que esta fibra extraída de la corteza del corchorus capsularis.