Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/170474

Imparable: el litro de nafta Premium en Resistencia acaricia los 50 pesos

Las estaciones de servicio de todas las marcas retocaron sus pizarras, aunque en porcentajes variables. Las de la marca angloholandesa aplicaron el incremento más notable.

Septiembre llegó con la crónica de un aumento anunciado. Como viene ocurriendo con escalofriante asiduidad, el previo de los combustibles volvió a subir, en porcentajes variables, concretando un nuevo golpe a los vapuleados bolsillos de los conductores de la provincia y la región, que se consolidan en el tope del ránking nacional cuando se observa lo que cuesta llenar un tanque.

La razón del aumento se debe al reacomodamiento trimestral de los impuestos a los combustibles que define la Nación. Son dos, en montos fijos, no porcentuales. Uno de esos impuestos internos es el ITC, o impuesto a la transferencia de combustible, y otro es el IDC, o impuesto al dióxido de carbono.

CAMBIOS VARIABLES

En las pizarras, el impacto es disímil: es que en las estaciones de servicio de la petrolera de bandera, los precios se fijan de manera conjunta e igual porcentaje; mientras que en las otras marcas hay mayor discrecionalidad.

De hecho, una recorrida realizada ayer por NORTE permitió corroborar que algunas comercializadoras de Axion y Oil aún no había actualizado sus tarifas.

En concreto y tal como estaba previsto, YPF aplicó un aumento de 0,88 centavos en sus naftas, lo que implica un 2,1% en la nafta Infinia que se comercializa a $41.99 por litro, y un 2,5% en la Súper que trepó a los 36,05 pesos el litro.

En cambio, los diésel registraron un incremento de 0,53 centavos, lo que implica un 1,45%;que se acerca bastante a lo anunciado. El más refinado alcanzó los 36,59 pesos por litro, mientras que el ‘500‘ se vende a $29,93 

Temas en esta nota

Aumento de combustible