Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/169047

Marta Minujin: “Me parecía increíble que una provincia le diera tanta importancia al arte”

La artista visito por primera vez la Bienal de Esculturas de Resistencia a la que calificó de “fantástica”. “Deberían darle micrófono a toda la gente que está aquí para que opine sobre las 600 esculturas de esta ciudad”, sugirió. Y, fuera de programa, realizó una opinión sobre el aborto.

Pese al frío y al viento, una larguísima cola de público esperaba para ingresar al Domo del Centenario donde Marta Minujín iba a dictar una charla sobre arte efímero y dialogar con el público sobre su carrera y sus obras, junto al curador chaqueño Daniel Fischer. 

Marta dio una charla para periodistas en donde se consideró tan argentina como el pan dulce y Maradona y se pronunció a favor del aborto.

El auditorio donde se iba a presentar la artista tiene capacidad para mil personas.

Esta actividad es una de las tantas ofrecidas gratuitamente a los visitantes por los organizadores de la Bienal un comité que integran la Fundación Urunday y el Gobierno del Chaco.

"Marta es la anti-escultura– decía Fabriciano Gómez, pero es muy positivo que el público conozca lo otro, sepa que existen otras propuestas".

Artista excéntrica

Famosa por sus obras monumentales y excéntricas, sus happenings y performances desde los años 60, Minujin participa de la Bienal de Chaco por primera vez y gracias al auspicio de Tarjeta Naranja.

"La única música que escucho todo el día es la información", dijo Minujin en la breve charla con la prensa que dio antes de su conferencia y en respuesta a una pregunta sobre su vínculo con la realidad cotidiana. "De eso surge mi obra", explicó.

Feminismo y su posición ante el aborto

Elogió todo lo que está sucediendo con el movimiento de mujeres y aseguró, subiéndose a la ola, que "la historia del arte cambió mucho con la inclusión" femenina.

En Nueva York vivió los años más felices de su vida, dijo Minujin. "Me sentí totalmente de esa ciudad: era la época de los hippies, de los Rolling Stones, de la generación beatnik", explicó en referencia los años 60,70. La ciudad ha cambiado, hoy es "consumista" y con mucho "poder económico".

Sobre la polémica que atraviesa a la sociedad en torno a la legalización o no del aborto, dijo que le parecía "muy bien que se debata todo".

Y agregó, en referencia al modo en que esta discusión está polarizando a la gente: "Desde que tengo uso de razón, la Argentina nunca está tranquila, antes era peor porque había 2 ó 3 años de gobierno civil y venía el golpe; siempre los argentinos se estuvieron peleando".

La periodista Florencia Martínez junto a la artista a quien le entrego un regalo de la marca chaqueña Armadillo. Luego Marta paso por el stand y le firmo un delantal.

Pero, a la pregunta de si eso era un modo de ser argentino, contestó: "Sí, pero prefiero eso a estar en Europa donde la batalla es inhumana, hay gente dando vueltas en barco y nadie los acepta. No sé de dónde aparece toda esa maldad".

Y, pese a decir que se sintió muy de Nueva York , aseguró que exportaba argentinidad y que su obra era muy argentina. "Nunca hubiera inventado el obelisco de pan dulce, si Eva Perón repartía pan dulce, no hay Navidad sin pan dulce. Lo mismo el Partenón de libros prohibidos… soy como Maradona. La Argentina tiene muchos genios".

Dijo que se llevaba bien con las redes sociales, aunque casi sólo usa Instagram. "No cambia mi visión de las cosas -respondió a una pregunta al respecto-, sí la de la gente que puede ver lo que hago".

Finalmente, confirmando que la polémica sobre el aborto lo atraviesa todo, hubo un pedido de que se pronunciara al respecto. Y la respuesta, obvia, acorde al personaje: está a favor.

Lo no tan simpático para la causa de la legalización fueron sus motivos, abiertamente: "Es absurdo traer gente al mundo cuando hay tanta miseria. Todos los días muere gente de hambre. En África tienen 8 ó 9 hijos y no tienen para darles de comer".