Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/168380

Aeropuerto saenzpeñense: falta de obras hace peligrar reactivación

La Administración Nacional de Avia­ción Civil plantea la necesidad de te­ner personal para control de vuelos, programa antipájaros y servicios de radioayuda, entre otras necesidades.

SÁENZ PEÑA (Agencia) - En momentos en que aparecían anuncios nacionales respecto de vuelos de bajo costo, se hacen fuertes gestiones oficiales desde el gobierno municipal con organismos nacionales, pero aparece un problema recurrente: las obras que el aeropuerto local necesita para ser operable.

El aeropuerto de Sáenz Peña requiere de una serie de obras y también disponer de personal y equipamiento para que puedan operar aeronaves comerciales.

En tal sentido, y bajo la imperiosa necesidad de que la pista y las restantes instalaciones cumplan los requisitos de operatividad, como también dotar de personal para control de vuelos, programa antipájaros y servicios de radioayuda.

Tambiénd una planta de combustible y equipo de autobomba, entre otras cuestiones. Estas cuestiones fueron expuestas ante organismos nacionales por el intendente de esta ciudad.

En una recorrida hecha por NORTE días atrás por el aeropuerto, pudo verse la urgente necesidad de que se avance en un plan. Este plan no solo de obras sino también en cuanto a lo que implica contar con el instrumental necesario para operar.

PEDIDOS DE LA ANAC

El mandatario mantuvo un encuentro con Tomás Insausti, administrador nacional de la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) en la que trataron temas vinculados a que el aeropuerto de Sáenz Peña recupere su operatividad, y así la empresa Avian S.A puede operar la línea área otorgada por el Gobierno Nacional.

Esto se da en el marco de las gestiones realizadas por el intendente a fin de que la ciudad cuente con servicio de pasajeros conforme la concesión otorgada por el Gobierno Nacional a la empresa Avian S.A para operar una línea aérea regular desde Sáenz Peña a Buenos Aires, para ello es necesaria la puesta en condiciones del aeropuerto local.

LO QUE SE NECESITA

El intendente planteó -entre otras cuestiones- la necesidad de que la pista y las restantes instalaciones cumplan los requisitos de operatividad, se debe tener personal para control de vuelos, programa antipájaros y servicios de radioayuda, así como planta de combustible y equipo de autobomba, entre otras acciones necesarias para que la empresa pueda operar.

El administrador nacional comprometió la visita de personal técnico de ANAC a la ciudad, para ver sobre el terreno las cuestiones planteadas.

El aeropuerto local es propiedad del Estado provincial y oportunamente el gobernador se comprometió a realizar todas las acciones necesarias para que el aeropuerto esté en condiciones y esas acciones serán acompañadas por el Gobierno Nacional.

EL ESCENARIO NACIONAL

El piso de una tarifa mínima para vuelos de cabotaje quedará eliminado desde el 15 de agosto para los que compren su pasaje con 30 días de anticipación.

A partir de la modificación, confirmada por el Ministerio de Transporte de la Nación, la low cost Flybondi aseguró que ofrecerá pasajes entre un 40% y un 70% más baratos.

Es decir que, por ejemplo, según el diario Clarín, se podrían conseguir tickets ida y vuelta de Buenos Aires a Córdoba por entre $ 418 y $ 836. Latam adelantó que cobrará aparte el equipaje despachado y la comida para mejorar sus tarifas a partir del segundo semestre. Si bien el cambio quedará establecido por una resolución ministerial, que se publicará entre el fin de semana y principios de la semana próxima, desde Transporte ya anunciaron la decisión a través de un comunicado, señala el rotativo porteño. ‘Esta medida produce reducción de precios para que más argentinos puedan volar en el país. Los pasajeros encontrarán más ofertas y mejores tarifas‘, sostuvo el ministro Guillermo Dietrich. A su vez, desde el ministerio destacaron que sacar el piso tarifario fomentará la compra con anticipación y que se podrá así aumentar la ocupación de los aviones. El objetivo, según Transporte, es duplicar la cantidad de pasajeros volando dentro del país, de 10 millones, que había en 2015, a 20. Este era un reclamo de las low cost que ya operan o buscan instalarse en el país. Son empresas cuyo modelo se basa en ofrecer tarifas muy económicas para pasajes básicos, cobrando como ‘extras‘ determinados servicios que el resto de las aerolíneas suele tener incluidos. s