Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/167386
Paros espontáneos

China: huelga de camioneros por el alto precio de los combustibles

La indignación crece con tarifas de transporte reducidas y “apps” digitales que exprimen a los conductores.

   Beijing, 11 (REUTERS) - Los camioneros dejaron sus vehículos parados y bloquearon las carreteras durante todo este fin de semana, en una irregular huelga en gran parte del país. La frustración por los mayores costos de combustible, menores tarifas de transporte y aplicaciones digitales para el transporte que aumentan su trabajo y reducen sus ganancias al mismo tiempo. 

Unos diez mil camiones parados en el puerto de Ningbo, en la provincia de Zhejiang.

   Los conductores de camiones y los agentes de logística coincidieron en que las protestas tuvieron epicentro a lo largo de una línea de más de 1500 km que unió dos ciudades, Chengdu (oeste) hasta Jinhua (este). El China Labor Bulletin, con sede en Hong Kong, que monitorea los incidentes laborales, contó huelgas en al menos una docena de nodos del transporte.

   Las protestas estaban ligadas a un mensaje sin firmar que circuló ampliamente por redes sociales: “No soportamos más, no tenemos más remedio que unirnos”, decía. “No aguantaremos con los fletes ridículamente bajos que nos pagan”. El mensaje fue reiteradamente eliminado por los censores, al igual que las fotos y las secuencias de video de los conductores en huelga y el tránsito bloqueado, también viralizados por redes sociales.

   Aunque ya han ocurrido protestas de camioneros en China contra el precio de los peajes, del combustible y las tarifas excesivas, Geoff Crothall, portavoz del empresarial grupo de monitoreo laboral, dijo que no podía recordar protestas de una escala similar a esta. Como sucede en todo el mundo, este año los precios del combustible aumentaron en China entre 8% y 9%, según datos del Ministerio de Comercio. Los impuestos y otras tarifas generalmente hacen que el combustible sea más caro en China que en EEUU. Además, el gobierno fija los precios, reflejando con un retraso de 10 días o más los cambios en los mercados petroleros internacionales.

   La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, que fija esos precios, anunció el viernes que reduciría el precio minorista en 130 yuanes (u$s 20,29) por tonelada. Los nuevos precios, vigentes el pasado sábado, reflejan el reciente retroceso en los precios mundiales del petróleo. En la provincia central de Anhui, centro de transporte donde ocurrió el grueso de las protestas, el aumento en los costos del combustible ha impulsado la frustración de los trabajadores

   El caso de los transportistas chinos es el tercero de gran envergadura, después de los camioneros de Brasil, donde los manifestantes bloquearon carreteras y suspendieron el transporte de alimentos, combustible y medicinas hasta que el gobierno movilizó al ejército para poner fin a la huelga. Otra fuerte protesta de camioneros también estalló recientemente en Irán.

   El transporte por carretera es un trabajo agotador en China. Los conductores suelen ser dueños de sus propios camiones, y pasan largos y agotadores tramos en el camino lejos de la familia. Zhang Huande, camionero con base en Shanghai que transporta materiales de construcción, dijo que en el último año los crecientes costos del combustible redujeron sus ganancias en 40.000 yuanes (u$s 6.245) al año.

   “Si estuviera comprando un camión nuevo y recién empezando, saltaría de un edificio”, dijo Zhang, que no participó en las huelgas del fin de semana, pero que estaría dispuesto a hacerlo próximamente. Otra mala noticia en los últimos años, dijeron los camioneros, fue la llegada de un software de aplicación que conecta directamente a los conductores de camiones con los que necesitan transporte. Uno de los más grandes es de Manbang Group. La aplicación afirma que más de 5 millones de camioneros usan su servicio, un sexto del total del país.

   Algunos conductores dijeron que las aplicaciones empujan hacia abajo las tarifas de transporte. La aplicación Yunmanman hace posible que los conductores pujen por las ofertas de trabajo publicadas por los usuarios directamente a través de la aplicación, en lugar de negociar por teléfono. Fue lanzado en Hefei y Jinhua, donde ocurrieron las protestas. La nueva función, dijo la portavoz de Yunmanman, Julia Zhu, alegó que “El mercado decide los precios, no nosotros”.

   La nueva economía móvil de China estimuló otras protestas en los últimos años, incluyendo el hecho de que los taxistas protestan contra las aplicaciones que permiten a conductores privados competir con los profesionales por las tarifas. El mes pasado, hubo una ola de paros y otras protestas entre los conductores que reparten comida con sus motos; sus reclamos incluyeron salarios y condiciones de trabajo.

   Aaron Halegua, investigador del Law Institute de la Universidad de Nueva York, dijo que las huelgas interprovinciales como la de este fin de semana son en los últimos años cada vez más comunes, y que las redes sociales facilitan la diseminación “antes de que puedan frenarlas”. Además de los trabajadores de reparto de alimentos, otras huelgas en los últimos meses involucraron a operadores de grúas torre y a conductores de furgonetas. Algunos conductores de camiones dijeron que no participaron en la huelga este fin de semana, porque piensan que el problema no es con las nuevas aplicaciones, sino con los conductores que están dispuestos a aceptar tarifas de transporte muy bajas.