Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/167173

Ahora sí se puede tomar el agua

‘Ahora sí se puede tomar agua‘. Con esta afirmación se cerraba la perforación, colocación de bomba y tanque de reserva de agua correspondiente en la chacra de Ramona Luna en la colona chaqueña Las Mercedes.

A inicios del 2018 se realizó en la Colonia Las Mercedes, zona rural, a 20 kilómetros de Basail, una obra de perforación, colocación de bomba y tanque de almacenamiento de agua para consumo humano y productivo.

Esta productora es beneficiaria hace más de cinco años del Programa Pro Huerta y en su granja podemos encontrar una huerta familiar y cría de gallinas ponedoras, pavos y pollos para producción de carne terminados a campo.

Ramona y su esposo no contaban con agua para consumo, como tampoco para producción, la traían en bidones y baldes desde la casa vecina, ubicada aproximadamente a 1000 metros de la suya.

INTERVENCIÓN DE PROGRAMAS

A través de la intervención del programa Pro-Huerta y el proyecto Cambio Climático se logró la realización de una perforación de 15.5 metros de profundidad, colocación de caños camisa, bomba sumergible con caudal de 6000 litros/hora y tanque de 1000 litros.

Además de ello se logró la ampliación de la huerta, el cerramiento y el riego. Este trabajo inició a fines del 2014 en un proyecto conjunto con la EEP 314 Lidia del Valle Vega, de la misma colonia, donde a través de la entrega de aves a las familias se generó un sistema de abastecimiento de carne, huevos y hortalizas al comedor escolar.

TRABAJO Y COMPROMISO

A partir de allí la comunidad asumió el compromiso del proyecto y hoy lo manejan desde su lugar. Es para destacar el trabajo y compromiso de la familia para con el proyecto, dado que a pesar de los escasos de recursos, todos los meses brindaba lo que producía a la escuela.

Por este motivo se decidió desde la AER - INTA de Basail acompañarlos con el acceso al agua, a fin de asegurar su permanencia y mejorar su calidad de vida.

La articulación institucional es clave para lograr estos resultados, en este proceso fueron ejes el programa Pro Huerta-INTA con el asesoramiento, la provisión de semillas, aves y tejidos; el Proyecto Fondo de Adaptación al Cambio Climático INTA-UCAR el cual aportó los insumos y el trabajo de perforación, colocación de bomba y tanque elevado; la Asociación Rural de Basail que dispuso el equipo de perforación y el Ministerio de Trabajo a través del Programa de Entrenamiento Laboral, que brindó durante la ejecución de la obra la capacitación a las personas vinculadas.