Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/160112

El Chaco refuerza la lucha contra la langosta

La langosta preocupa a cuanto productor se le consulte. Se trata de una plaga muy voraz que encuentra en la prevención la mejor manera de combatirla. Hoy no se habla de mangas de langostas que tienen como costumbre desplazarse de un lado al otro, sino de nacimientos de la plaga que están dispersos y que deben ser localizados para actuar de inmediato en cuanto a su control y eliminación.

Es por ello que desde el Ministerio de Producción se solicita a los agricultores que extremen todas las medidas a su alcance para hacer los controles pertinentes y en caso de no poder realizar estas tareas, denunciar de inmediato el foco de langostas a la delegación más cercana a su domicilio o bien al Senasa o al INTA. Es que la responsabilidad de aplicación de químicos y control efectivo de las langostas en los campos es compromiso del productor, según lo estableció el Senasa a nivel nacional. Por eso, desde el gobierno provincial se está realizando todo el esfuerzo para contrarrestar el ataque de langostas, ya que de no ser controladas a tiempo, durante los meses del verano y con los cultivos en pleno desarrollo, podrían ocasionar un efecto negativo sobre las plantaciones.

langosta predio.jpg

Control químico

Recientemente, el Gobierno del Chaco adquirió una decena de motopulverizadoras para realizar el control químico de las langostas en aquellos lugares del interior que fueron informados por los productores sobre su presencia, a efectos de frenar la multiplicación de la plaga y evitar los daños que pueda causar a los cultivos en el futuro. A estas actividades se suman capacitaciones que están direccionadas a productores y técnicos, para que los mismos estén preparados para enfrentar esta situación y poner en marcha el protocolo que se aplica para estos casos. Producción realiza estas acciones en forma conjunta con el Senasa y el INTA.

Suman un total de 10 motopulverizadoras las adquiridas, como así también elementos de protección para los operarios de esos dispositivos más el equipamiento que se está utilizando para la lucha contra las langostas. Este material ya fue utilizado en zonas cercanas a Gancedo, obteniéndose muy buenos resultados, ya que desde esa localidad se recibió la mayor cantidad de denuncias sobre la presencia de la plaga, pero principalmente del nacimiento de langostas, lo cual disparó de inmediato el alerta.

Ahora se está gestionando la compra de un tanque pulverizador que será acondicionado en la caja de una camioneta, lo cual posibilitará el control en zonas más amplias de las que abarca una motomochila.

Las capacitaciones

langosta capacitacion.jpg
La aplicación de químicos y el control efectivo son responsabilidad del productor.

Ya se realizaron capacitaciones sobre langostas en Coronel Du Graty, Pampa del Infierno, General Pinedo, Santa Sylvina y Hermoso Campo. Lo que se pretende es que tanto productores como encargados de campos y técnicos zonales estén instruidos sobre cómo actuar ante la presencia de esta plaga en sus propios establecimientos o en zonas aledañas.

Para tener un efectivo control de las langostas lo primero que se debe hacer es el reconocimiento de la plaga, actuar de manera inmediata con la aplicación de un control químico y dar aviso de esta situación a las delegaciones del Ministerio de Producción, al Senasa o al INTA. Un equipo técnico de la Dirección de Fiscalización y Control Fitosanitario del Ministerio de Producción está trabajando en terreno, recorriendo las zonas donde se observó la presencia de huevos de langosta, ninfas o saltonas, tratándose este último de un estadio de la plaga donde se debe actuar en forma inmediata para frenar su crecimiento y posterior expansión.

En estos rastrillajes también se realizaron pulverizaciones en banquinas o zonas ubicadas fuera del campo de los productores, aplicando el protocolo establecido para el control químico de las langostas. Los técnicos del Ministerio de Producción trabajan coordinadamente con sus pares del Senasa y del INTA en base a los datos aportados por los productores sobre la presencia de langostas, información que es utilizada para marcar y georreferenciar las zonas donde se debe actuar en forma inmediata.

Aquellos productores que detecten la presencia de huevos de langostas en sus campos o alrededores, deben comunicar la novedad a las delegaciones del Ministerio de Producción, al Senasa, al INTA o bien a la Dirección de Fiscalización y Control Fitosanitario a través del teléfono 0362- 4453184.

Una plaga voraz

langosta.jpg
Lo que se pretende con las capacitaciones es que tanto productores como encargados de campos y técnicos estén instruidos sobre cómo actuar ante la presencia de esta plaga en sus propios establecimientos o en zonas aledañas.

“La langosta es una plaga muy voraz y provoca tanto daño que no vamos a poder solucionar el problema una vez que aparezca en algún cultivo y seguramente, cuando esto ocurra, ya será demasiado tarde”. La afirmación corresponde al director de Fiscalización y Control Fitosanitario del Ministerio de Producción, Juan Armando Chancalay, quien trazó un panorama sobre lo que está pasando actualmente con la langosta en suelo chaqueño.

El funcionario fue claro al señalar que aquí “lo fundamental es la prevención”. Es por eso que insistió en que los productores deben informar donde están las ninfas y si pueden, hacer el tratamiento químico correspondiente cuanto antes. El gobierno nacional determinó que todo lo que pasa dentro de un establecimiento agropecuario es responsabilidad del propietario o del que alquila o del que hace uso de ese predio. “El Estado colabora con algunas acciones y los medios a su alcance, pero la responsabilidad primaria de hacer frente esta situación es del productor”, concluyó.

Capacitando al productor

“En esta lucha contra la langosta es esencial la participación del productor, porque es quien debe dar aviso de la presencia de la plaga en su campo o alrededores. También está obligado a realizar el control químico del insecto y si no puede hacerlo debe avisarnos para actuar de inmediato”, dijo el subsecretario de Agricultura de la provincia, Jorge García.

El funcionario enumeró las jornadas técnicas que ya se realizaron en Coronel Du Graty, Pampa del Infierno, General Pinedo, Santa Sylvina y Hermoso Campo. “Vamos a continuar con este trabajo hasta abarcar todo el interior de la provincia. El productor, aquel hombre que tiene a su cargo un campo o los mismos técnicos, deben saber cómo actuar en primer instancia ante la presencia de langostas”.

Apuntó que “en este trabajo no estamos solos, ya que formamos un solo equipo con los técnicos y profesionales del Senasa y del INTA. Estamos ante una situación preocupante que nos mantiene más que ocupados, en alerta permanente y donde sólo las acciones a desplegar en terreno con la participación y el compromiso de todos los productores, nos permitirá controlar esta plaga”.

“Hoy tenemos que seguir actuando en cada lugar donde es detectada la presencia de langostas. Estas acciones continuarán durante todo el período de verano. Por eso hacemos foco en que el productor conozca cómo detectar huevos de langosta, reconocer una ninfa, saber los distintos estadios de la plaga y cuál es el protocolo que debe aplicar para hacer un control eficiente de la misma”, comentó el subsecretario.

García también se refirió al equipamiento adquirido por el Ministerio de Producción para reforzar la lucha contra la plaga. “Las 10 motopulverizadoras serán distribuidas en aquellos sectores que limitan con la provincia de Santiago del Estero. En esa zona la presencia de langostas es muy elevada y demanda un trabajo a conciencia”, apuntó.

Conociendo al enemigo

ciclo langosta.jpg

La langosta detectada en territorio chaqueño es la especie conocida como Schistocerca cancellata. Posee cabeza de gran tamaño, cuerpo cilíndrico comprimido lateralmente, dos ojos compuestos con tres ocelos. Aparato bucal tipo masticador. El primer y segundo par de patas caminador y el tercer de tipo saltador, con un gran desarrollo de los fémures.

La reproducción es sexual anfigónica (machos y hembras). En nuestro país, el estado adulto de la “langosta voladora o sudamericana” es de tamaño grande: el macho de 28 a 49 mm y la hembra de 39 a 66 milímetros. Su coloración varía de castaño a verde oliva y hasta pueden presentar una coloración más rojiza.

Los adultos llegan en primavera a regiones agrícolas en grandes mangas aladas, en sus vuelos de invasión. Se aparean durante los descansos y a los 10 días las hembras desovan. Perforan un orificio de hasta 8 centímetros de profundidad en el suelo, donde depositan 50-120 huevos agrupados en forma de espiga, que ocupan más de la mitad de la perforación y el resto lo llenan con una secreción aglutinante que protege a los huevos del ataque de otros artrópodos. Producida la eclosión las ninfas neonatas de 8 mm, semejantes al adulto pero sin alas, atraviesan la espuma protectora, salen al exterior se dispersan buscando protección en la vegetación circundante. Los primeros estadios son de color verde pálido con un medio-dorsal negro franja que recorre el largo del cuerpo. Los individuos del primer estadio miden de 6 a 9 milímetros y cuentan con 13 segmentos antenales.

Son gregarias, se reúnen de noche en arbustos y allí permanecen hasta que calienta el sol y se dispersan nuevamente para alimentarse. A los 4-8 días, según temperatura y alimentación, se produce la primera muda, dando lugar al segundo estadio, que es más activo y también gregario. Durante este estadio se observan los esbozos alares así como cuatro segmentos más en la antena. Los individuos llegan a medir de 12 a 16 milímetros.

Saltonas: A los 15 días se hacen visibles los rudimentos alares que caracterizan al tercer estadio ninfal. Miden de 16 a 20 milímetros. Son activas, pierden la conducta gregaria, abarcan zonas más extensas, se alimentan día y noche sin descanso y su voracidad hace estragos en campos cultivados. Saltonas II: A los 10 días experimentan otra muda, que da lugar al cuarto estadio ninfal. Miden de 20 a 26 mm. Saltonas III: Luego sufren la última muda de ese estado, dando lugar a la quinta ninfa (saltona III). Miden de 26 a 35 mm. Es más activa y destructora. A veces puede darse un sexto estadio ninfal en el que los individuos miden de 35 a 45 mm.

Cuando ocurre la muda del quinto y/o sexto estadio ninfal emerge la voladora. Son adultos con alas completas y funcionales. Las hembras miden 5,5 cm y los machos 4,5 cm. Los individuos que nacen en primavera completan su madurez sexual en 10 días, se aparean y la hembra desova durante 15 o más días, dando lugar a otra generación en un término de 44 a 58 días.

El control de la langosta se basa en 2 aspectos importantes, Monitoreo y Control Químico. Se deben realizar monitoreos periódicos determinándose la presencia de ninfas y adultos. El momento “oportuno” de control es cuando la langosta está en estadio ninfal I o II y en bandas. La combinación de monitoreo regular y alerta, permite disponer de un amplio conocimiento de la plaga y su dinámica poblacional.

El control químico se debe realizar para bajar la densidad poblacional de la langosta. La efectividad del mismo dependerá de la forma de aplicación y el tipo de producto a utilizar. Las aplicaciones terrestres son las más eficientes porque se puede realizar en forma directa sobre la plaga.