Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/151998
Según los compradores los aumentos fueron excesivos

Bajó el consumo de lácteos en Sáenz Peña

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Las consultas a supermercadistas, comercios de ventas de alimentos y lo que dicen los consumidores locales revelan que en los últimos cuatro meses del año se nota una baja en la venta de lácteos. Los consumidores aducen que los aumentos fueron “excesivos” y que se limitan a compras mínimas.

La caída del consumo de lácteos y otros componentes de la canasta básica alimentaria como la carne que se evidencia en informes nacionales tiene su correlato en esta ciudad donde los consumidores aseguran comprar mucho menos leche y sus derivados apuntando a otras alternativas un poco más accesibles en cuanto a costo para paliar la suba de precios.

“Es absurdo que en un país productor de alimentos tengamos que pagar el litro de leche 17 pesos y nadie haga nada”, dijo Clara Coronel. 

Para ello algunas personas consultadas por NORTE a la salida de los supermercados indicaron que se vuelcan a las harinas y las legumbres como alternativas para la mesa diaria.

La leche y sus derivados a nivel nacional se ubican en segundo lugar entre los productos de la canasta básica alimentaria con un 10% de retroceso, solo superado por las carnes rojas y por encima del pollo que tuvieron mermas en el consumo de un 18 y 6%, respectivamente.

En Sáenz Peña muchos consumidores ante los incrementos que semana a semana muestran estos productos advierten que compran “mucho menos que antes” y sitúan la desaceleración en las compras en cifras al indicar que en sus hogares se consume entre 4 a 6 litros mensuales menos de leche y se ha racionado al máximo el consumo de sus derivados.

Por ello indicaron que para contrarrestar el menor consumo de estos productos “se buscan otras alternativas como el consumo de productos panificados -las harinas que consumidas en exceso resultan nocivas para la salud- y legumbres” que tuvieron un efecto opuesto al de los lácteos con crecimiento porcentual en las ventas.

Caen las ventas

El marcado incremento del precio de la leche impactó notablemente en el consumo 

La caída en el consumo de lácteos a la que se suman las de carne vacuna y también de pollos -en menor medida- se agregan a los de distintos productos de la canasta básica que en la comparación interanual respecto de mayo del año pasado registró una suba de entre un 20% y 30% en los precios de la canasta básica.

Esto llevó a que las ventas también sufrieran una desaceleración, obligando a comprar menos o utilizar el ingenio para reemplazar los productos de mayor incremento en el consumo.

Quejas de los consumidores

“La suba de precios es incomprensible y achica cada vez más la capacidad de consumo”, dijo Sonia, ama de casa de Campo Largo. 

A la salida de los supermercados es común escuchar la queja de los consumidores. Sáenz Peña no es una isla y muchas veces los precios que se pagan son superiores a los de las grandes urbes por una serie de componentes que los encarecen, cuestión que genera sensaciones encontradas entre los consumidores, entre ellas, quejas por la suba permanente e impotencia.

“La verdad es que el incremento en los precios se hace sentir cada vez más en el bolsillo de los ciudadanos, esto nos está llevando a que se achique cada vez más la capacidad de consumo” es la queja permanente y otros se animan a reflexionar: “cómo es posible que en un país productor, donde al productor le pagan dos centavos por litro, tengamos que pagar estos precios”.

Entre 17 y 25 pesos por litro

En las góndolas de los supermercados de la termal el precio de la leche más económica se sitúa en los $16,39 que corresponde a las marcas económicas que comercializa cada empresa supermercadista.

Desde ese precio se comercializa hoy cada litro de leche en los supermercados, mientras que las marcas intermedias se sitúan entre los 18 y 20 pesos, y las de primera superan los 24 pesos.