Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/151124

Mató a su expareja a puñaladas y se entregó en la comisaría

Un hombre de 62 años  se presentó hoy en la comisaría 9 de la ciudad de San Miguel de Tucumám, donde confesó que había matado a su expareja con un  cuchillo, en una vivienda ubicada al sur de la capital  provincial, y tras su testimonio quedó detenido.

   El supuesto femicida concurrió este domingo, alrededor de las  6:30, a la mencionada sede policial para relatar el crimen.

Foto: La Gaceta.

   El hombre se identificó como Julio Rubén Olivera y dijo que  minutos antes había matado a puñaladas a Silvia Morales,  expareja del presunto agresor.

   El crimen se cometió en una vivienda situada en el barrio  Crucero Belgrano. Según fuentes policiales, la mujer habría recibido al menos  ocho puñaladas. El cadáver fue trasladado a la Morgue Judicial, donde se le  realizará una autopsia.

   El hombre se encontraba en estado de shock y el cuchillo que  tenía encima será analizado por los peritos para determinar si  fue el arma utilizada para matar a Morales.

   Olivera quedó detenido acusado de femicidio y en las próximas  horas será indagado por el fiscal en turno, según informó la  Gaceta de Tucumán.

   Con el crimen de Morales, son tres los femicidios ocurridos  en los últimos meses en la provincia de Tucumán.

   El 3 de febrero pasado, en la localidad tucumana de San Pedro  de Colalao, Laura Marcelina Balderrama, de 28 años, fue  asesinada con un cuchillo, donde el agresor intento quitarse la  vida.

   La mujer que realizaba tareas domésticas se encontraba en su  casa antes de ir a trabajar cuando un hombre de 35 años,  exparjea de Balderrama, se presentó en la casa y tuvieron una  discusión.

   El hombre se retiró del lugar, luego regresó con un cuchillo   y pese a las súplicas de los tres hijos de la víctima la mató.

   Más reciente fue el caso de Ornella Dottori, la joven de 16  años cuyo cuerpo fue encontrado el 11 de abril en un campo de  soja del paraje Naranjo Esquina, a dos kilómetros de Alberdi y a  unos 140 kilómetros de la ciudad de San Miguel de Tucumán.

   Cuando los investigadores llegaron al lugar hallaron el  cuerpo semidesnudo, boca arriba, con golpes en sus partes  íntimas y en la cara, y también tenía dos ladrillos que le  tapaban el cuello.

   En las últimas horas, la Policía detuvo a un joven que era  intensamente buscado desde hace varios días por el crimen de  Dottori.

   Con la detención del joven, ya son cuatro los arrestados por  el crimen de la adolescente.