Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/150587

A pesar de los controles, la droga sigue circulando por las rutas chaqueñas

SAENZ PEÑA (Agencia) - Otra vez, la gran cantidad de drogas secuestradas en las rutas y caminos de Chaco, Corrientes y Formosa, conmueve a la comunidad y vuelve a encenderse la alarma del tráfico de estupefacientes que tiene como destino a varias provincias del país.

Las rutas chaqueñas, en las cuales se observa un importante número de controles de las fuerzas de seguridad, sigue mostrando que son utilizadas para el transporte de estupefacientes a distintos puntos del país.

Las autoridades tanto de la justicia federal como también la justicia ordinaria que controla el narcomenudeo, se encuentra sorprendida por la cantidad de casos y también de cantidad.

A pesar de los controles establecidos por las autoridades policiales, la droga circula rutas chaqueñas. El último episodio, en el Puesto Caminero 7, en la ruta nacional 89, en Gancedo, una camioneta con 237 panes de estupefaciente.

El tránsito

Las provincias del norte y especialmente la región son un lugar estratégico en relación al tráfico de estupefacientes, en razón del lugar que ocupan respecto de los países productores y de transito de la droga del mundo.

Esta actividad ilícita se realiza en su mayoría con estupefacientes provenientes del Paraguay principal proveedor de marihuana y epicentro del tránsito de la cocaína del mundo, y Bolivia de donde proviene este último estupefaciente.

El último reten

Un caso concreto se dio en la noche del domingo, cuando en el Puesto Caminero N° 7, en la ruta nacional 89, en Gancedo, cuando se detuvo una camioneta cuyo conductor alega haber partido de Machagai, con destino a San Fernando del Valle de Catamarca.

El rodado, una camioneta marca Volkswagen Amarok en el que transitaba una pareja, ambos de 35 años de edad, con una hija de 6 meses de edad.

De la requisa de las personas y del rodado se procedió al secuestro total de 237 panes, formatos rectangulares irregular, de diferentes tamaños, embalados, encintados color ocre y papel aluminio, que se hallaban ocultos en diferentes partes internas del rodado (compuerta, paneles laterales de caja de carga, y en sus cuatro puertas) sometida a pesaje la sustancia hallada arrojo un total de (168 kilogramos C/ 895 gramos) resultando ser marihuana.

Por disposición del Juzgado Federal de Primera Instancia de Sáenz Peña se procedió a notificar la aprehensión con carácter de comunicado por la Supuesta Infracción a la Ley 23.737 de Estupefaciente a la pareja y fueron conducidos al juzgado de la ciudad Termal.

Gran preocupación por el tema

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Las autoridades de la justicia federal argentina marcaron nuevamente su preocupación por las sucesivas apariciones de bandas cada vez más complejas que operan en el tráfico de estupefacientes, como también en cuanto al denominado menudeo, es decir, la venta en pequeñas cantidades de drogas, herramienta utilizada para la dispersión de quienes se dedican a este tipo de criminalidad.

“Ha crecido el consumido, no lo podemos negar. Y los procedimientos que se realizan hablan de volúmenes cada vez más grandes de estupefacientes”, dijo a NORTE el fiscal federal de Primera Instancia de esta ciudad, Carlos Sanserri.

La preocupación está latente: el Chaco, por su estratégica ubicación, se transforma en lugar de paso de la droga, de la que viene, y de la que se va.

Y, como siempre pasa en estas cosas, algo queda.

Es Chaco es atravesado transversalmente por rutas nacionales como la 11, la 95, la 89 y la 16, conocida como el corredor bioceánico, que une Brasil y Paraguay con Chile. A la vez tiene una infinidad de caminos y rutas provinciales en buen estado que hacen fácil el tránsito por lugares remotos.

En esta provincia, se sustancio la causa más grande por tráfico de cocaína, denominada “Carbón Blanco”, donde desde un centro de acopio de Quitilipi, se enviaron contenedores de carbón vegetal con casi una tonelada de cocaína camuflada a España y Portugal, que está en pleno juicio y también abrió en forma paralela una causa por lavado de dinero.

La justicia federal con asiento en Sáenz Peña tiene 80.000 kilómetros cuadrados de jurisdicción. En la Fiscalía, Sanserri tiene que lidiar con un alto porcentaje de causas para investigar relacionadas a estupefacientes: de cada diez expedientes, al menos siete son por narcotráfico, reconoce.

El fiscal admite que “es cada vez más ostensible” el movimiento narco en el Chaco y la región”. “Los medios con que cuentan los narcotraficantes son superiores a los que tiene la justicia”, señala.

Sin embargo, sostiene que si cada vez se descubren más casos es porque la prevención que se está haciendo a partir de controles rutinarios de las fuerzas de seguridad en rutas y caminos, están dando sus resultados porque eso es menos droga en la calle”.