Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/149262

Las lampalaguas son boas que no atacan a los humanos

“No es una serpiente venenosa sino constrictora. Es decir, mata a sus presas con el abrazo de su cuerpo produciendo así la asfixia y luego las traga enteras pues no posee muelas en su mandíbula. No es víbora, no es culebra ni pitón (no existen las pitones en Argentina,) sino que es una boa”.

 Así lo aseguró Lucas Monzón, director del Instituto privado de Ofidiología Refugio Salvaje del Serpentario Resistencia, al brindar las características generales de la boa lampalagua o boa de la vizcachera, una serpiente no venenosa que habita estas tierras.

Su piel posee el color negro, aunque mayormente predomina el color marrón oscuro como el de las cortezas de los árboles, simulando así ser parte del tronco. También posee manchas blancuzcas en su piel semejante a los líquenes pegados a los árboles.

“Con la intención de poder pasar desapercibida frente a depredadores o bien poder esconderse para capturar alguna presa”, agregó el directivo.

En esta línea, precisó que la lampalagua no ataca al hombre y solamente reacciona en su defensa o muerde cuando es tocada, molestada o pisada. En estado adulto llega a medir hasta un máximo de 4,50 metros.

Prefiere zonas con abundante vegetación y árboles, aunque en muchas ocasiones se la encuentra en tierra en busca de alimentos como por ejemplo cuevas vizcacheras.

En cuanto al tipo de reproducción es ovo-vivípara; es decir, pare a sus crías vivas, aproximadamente unas 25 boítas. Se alimenta de pájaros, monos, roedores y vizcachas, entre otros animales.

Ante cualquier duda, el director del Instituto precisó que los interesados pueden dirigirse a la entidad ubicada en Obligado 353 de la capital del Chaco o comunicarse al teléfono celular 0362 - 154766829, Facebook Lucas Monzón, fanpage Refugio Salvaje o por correo electrónico [email protected]

“Nuestra entidad brinda conferencias educativas a todas aquellas escuelas, colegios e instituciones tanto públicas como privadas que así lo requieran”, finalizó.

Notas Relacionadas