Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/147472

En el Chaco un golpeado sector industrial acumuló 425 despidos en un solo mes

2016 fue un año difícil en prácticamente todos los ámbitos de producción económica argentina, tanto industrial como comercial. Palabras como paralización, reducción y cierre de fábricas o empresas resonaron también en el Chaco, como en el resto del país. El caso más impactante aquí fue el cierre de la textil TN & Platex que dejó sin empleo a 170 trabajadores. Datos oficiales aportados a NORTE por el Ministerio de Industria de la provincia indican que en un solo mes hubo 425 despidos industriales.

A nivel nacional, un informe elaborado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) y las universidades de La Plata y Avellaneda, contabiliza 192.917 trabajadores despedidos (y otros 39.369 suspendidos), de los cuales el 70% corresponden al sector privado con 122.802 desafectados, mientras que en el sector público contabilizaron 70.115.

Por su parte, en el segmento de la construcción se relevaron en total 60.626 puestos menos, en tanto que en la manufactura el registro fue de 83.905 bajas. Si se divide por rubro, la investigación revela que la peor situación está en la rama metalúrgica (16.364), le siguen la textil (14.925); la automotriz (9.160); electrónica y electrodomésticos (7.377); alimentos y bebidas (6.913); petróleo (5.692); energética (4.012); frigoríficos (2.869); calzado (2.088); neumáticos (1.994); en materiales para la construcción (1.766); y en autopartes (1.514); entre otros, según resume el diario Crónica.

Números chaqueños

En el formulario 931 de AFIP se registran las cargas sociales de aquellos trabajadores en relación de dependencia. En Chaco, el último dato corresponde a octubre de 2016. El global, es decir, todo el empleo privado contenido en los mencionados formularios (comercio, industria, servicios, construcción y energía) arroja un número de 83.133 empleos, 136 más que el mes anterior. Abril fue el mes que más bajas hubo. Los trabajadores registrados fueron 81.922, 1.211 menos de los registrados en octubre.

TN Platex, la planta textil histórica en Chaco, cerró sus puertas en septiembre de 2016 dejando sin empleo a 170 trabajadores.  

Ahora, depurando este número sector por sector, en comercio hay 20.383 trabajadores en relación de dependencia, 144 más que septiembre de 2016. En servicios, octubre registró 38.507 trabajadores en Chaco, sobre los 38.445 que hubo el mes anterior, lo que significa un leve aumento.

Pero en el sector industrial hubo una caída brusca en los puestos de trabajo. En octubre del 2016 había registrados 8.038 empleados, cuando en septiembre fueron 8.463. Es decir, unos 425 empleados fueron despedidos.

En ese conteo están incluidos los 170 trabajadores de TN Platex, que perdieron su fuente de ingresos en septiembre de 2016, lo que explica casi la mitad de los puestos perdidos en el sector en la provincia.

En materia de call centers, se mantuvo el número en 4.997 sobre los 5.000 del mes anterior.

Las importaciones, principal causa

Según un informe del Conicet y varias universidades, en el país hubo casi 200.000 despidos entre el sector privado y el estatal.  

La pérdida de competitividad de las empresas puede tener varias razones, pero de seguro la básica es la apertura de fronteras comerciales y la crisis en Brasil.

Las estrategias que tuvieron que aplicar las empresas -metalúrgico, textil y automotriz a la cabeza- fueron vacaciones adelantadas, suspensiones y despidos.

Según el informe de Conicet mencionado más arriba, entre diciembre de 2015 y noviembre pasado hubo 192.917 bajas. La semana pasada, la emblemática firma Alpargatas puso fin a una de sus plantas, y otras 170 personas se sumaron a la lista.

Alpargatas y Topper

La alarmante previa es siempre la misma, hay vacaciones obligadas por paralización de la actividad o suspensiones y, si la situación no mejora, vienen los despidos masivos hasta llegar al cierre. Así ocurrió con la planta de que la firma brasileña Alpargatas, que hacía 30 años había radicado una de sus plantas en Villa Mercedes, San Luis, mientras que en la localidad bonaerense de Florencio Varela llevó a cabo una reducción, según resume el diario nacional antes referido.

“También la compañía que produce las zapatillas Topper había adelantado las vacaciones de 190 trabajadores en julio del año pasado y suspendido a otros 140. El motivo oficial esgrimido por la empresa para el cierre y reducción de las fábricas fue que la apertura indiscriminada de importaciones dispuesta por el gobierno nacional motivó que la producción y las ventas bajen de una manera imposible de solventar”, agrega.

Los productos e insumos que ahora pueden importarse de otros mercados más desarrollados son mucho más baratos que los de producción local y, por lo tanto, la competencia se torna imposible y, lo peor, es que el personal paga los platos rotos. El flamante ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, trazó objetivos que no distan de la realidad que se refleja en materia industrial.

Consultado por el sector privado, el ministro indicó que la importación es una forma de bajar los precios internos. ‘Si nos preocupa la inflación y queremos más competencia, es lógico que la competencia importada también nos ayude en la batalla antiinflacionaria‘. Una afirmación que prendió aún más alarmas en los sectores ya afectados por la apertura de fronteras.