Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/227077

Identifican la causa del brote de gastroenteritis en playas de Florianópolis y crecen los casos

Un equipo de la Universidad Federal de Santa Catarina aisló norovirus en muestras de pacientes y ambientales; son 3241 las personas atendidas desde el inicio de año, lo que supera los registros del último brote, en 2016.

La UPA Norte, en Canasvieiras, recibe más del 60% de los casos del brote de diarrea aguda en las principales playas de Florianópolis este verano.

Los análisis de muestras asociadas con la epidemia de diarrea aguda en Florianópolis ya dieron los primeros resultados: un equipo de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC) identificó la presencia de norovirus, una de las principales causas –la más importante en países con estadísticas más rigurosas– de brotes de gastroenteritis aguda. Ya son 3241 las personas, entre turistas y residentes, atendidas en unidades de pronta atención (UPA), sobre todo en las que funcionan como unidades centinela en el norte y sur de la isla.

Ayer, autoridades sanitarias del estado de Santa Catarina informaron que los casos se extienden hacia el norte a otras ocho localidades balnearias.

El equipo del Laboratorio de Virología Aplicada de la UFSC comunicó ayer la detección de norovirus humano genotipo 1 en 12 de 19 muestras fecales de pacientes y también en tres de agua de río y playa, según reportó a Vigilancia Sanitaria (VISA) del municipio, en lo que definieron como una alianza de trabajo en emergencia, junto a la empresa local de biotecnología en salud BiomeHub.

"El microorganismo [por el norovirus identificado] es un agente patógeno y su presencia representa un problema de salud pública", advirtió la investigadora Gislaine Fongaro, coordinadora del laboratorio donde siguen investigando muestras ambientales y fecales del brote. "Se recomienda enfáticamente aumentar la vigilancia en pacientes y agua, así como en muestras de alimentos, principalmente de consumo directo o mínimamente procesados, vegetales y otros", agregó.

Con su equipo, como explicó la semana pasada a LA NACION, decidieron intervenir desde la UFSC en el estudio de este brote por el número de casos fuera de lo esperado y luego de que las autoridades sanitarias locales lo definieran como una epidemia. Este fin de semana, el área de Epidemiología de la Secretaría de Salud de Santa Catarina confirmó que también registran casos en otras ocho localidades balnearias hacia el norte del estado: Camboriú, Bombinhas, Itapema, Navegantes, Peña, Balneario Picarras, Porto Belo e Itajaí.

El equipo de la UFSC detectó norovirus compatible con el hallazgo en las muestras de pacientes en el agua del Río do Brás, en Canasvieiras, al norte de Florianópolis. Foto: Shutterstock.

"Vimos que los valores alcanzados al inicio del año eran muy cercanos a los registrados en 2016, cuando tuvimos un brote grande relacionado con norovirus también en el litoral catarinense. En la segunda semana de enero, ese número aumentó todavía más y superamos los datos de 2016″, sostuvo ayer, a través de un comunicado, Fábio Gaudenzi, superintendente de Vigilancia Sanitaria de Santa Catarina.

En las muestras tomadas en playas y ríos de uso recreativo, el equipo de la UFSC detectó norovirus compatible con el hallazgo en las muestras de pacientes solo en el agua del Río do Brás, en Canasvieiras, al norte de Florianópolis y donde se concentra el 64,5% de los casos. Esto, para Fongaro, indicaría que el virus llega "principalmente a través de [descargas de] aguas residuales ilegales. Desde el río –planteó–, es posible que sea transportado al mar", donde aún no fue identificado el virus.

La investigadora recordó que, además del agua, la transmisión puede ser por el consumo de alimentos contaminados y los aerosoles de las heces y los vómitos de pacientes infectados.

"Dentro de las diarreas virales, que son más frecuentes que las bacterianas, los norovirus son los causantes probablemente del mayor número de brotes epidémicos de diarreas agudas en el mundo", explicó Edgardo Smecuol, médico especialista en el Hospital de Gastroenterología Udaondo y expresidente de la Sociedad Argentina de Gastroenterología (SAGE).

Ante los primeros resultados de laboratorio conocidos, señaló que se podría sospechar que es a través del consumo de alimentos contaminados o del contacto con el agua menos pura por la ausencia de redes cloacales adecuadas.

"La aparición de brotes [de gastroenteritis aguda por norovirus] se ha asociado con países de menor desarrollo, pero también vemos que no son infrecuentes en sociedades desarrolladas, aunque en esos casos es con picos más invernales", agregó el especialista.

El equipo del Laboratorio de Virología Aplicada de la Universidad Federal de Santa Catarina está analizando unas 150 muestras ambientales y de pacientes. Foto gentileza Agecom/UFSC.

Los síntomas, como en otras infecciones gastroentéricas, incluyen fiebre, diarrea acuosa, dolor abdominal y vómitos. Empiezan entre las 12 y 48 horas posteriores a la exposición al virus. En personas sanas, en general, el malestar dura unos tres días (en el brote de Florianópolis, hay casos con síntomas durante siete días) y la mayoría se recupera espontáneamente. "Hay que tomar más cuidados en los chicos más pequeños, los adultos mayores y las personas inmunosuprimidas", detalló Smecuol. Insistió en prestar especial atención al lavado de manos, sobre todo después de ir al baño, la manipulación de alimentos y la pureza del agua.

Fongaro destacó, en esa línea, la importancia de intensificar el estudio de fuentes de exposición potenciales. "Seguimos monitoreando muestras fecales y ambientales recolectadas por la UFSC", anticipó.

Consejos para evitar contagios destinados a quienes viajan a la zona:

  • Lavate las manos con agua y jabón o desinfectante a base de alcohol.
  • Tomá siempre agua segura (tratada o hervida). No utilices hielo sin saber el origen de su preparación.
  • No bebas directamente de latas o botellas, pueden estar contaminadas.
  • No consumas alimentos vencidos ni en mal estado.
  • Evitá consumir alimentos elaborados o distribuidos en la vía pública.
  • No mezcles alimentos cocidos y crudos en ningún momento.
  • Consumí alimentos (sobre todo carnes) que estén completamente cocidos
    Consumí productos lácteos pasteurizados.
  • Lavá adecuadamente frutas y verduras, evitá consumirlas crudas y sin pelar.
  • Mantené limpias las superficies donde se manipulan alimentos.
  • No ingresar al país con alimentos perecederos sin una adecuada refrigeración.
  • Evitá bañarte en aguas o playas señalizadas como inapropiadas y/o contaminadas (estas aguas pueden causar enfermedades gastrointestinales, respiratorias, cutáneas, auditivas, oculares, etc.)

Fuente: LA NACION.