Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/224879

A los 100 años falleció el ingeniero Rafael Sierra, emblema del automovilismo

Tuvo una destacada trayectoria en el Automóvil Club Argentino y fue vicepresidente de la FIA.

El ingeniero Rafael Sierra falleció a los 100 años.

El automovilismo argentino perdió a una de las figuras más destacadas de su historia. El ingeniero Rafael Vicente Sierra falleció a los 100 años.

En sus 80 años de trayectoria fue un docente destacado en la mecánica, con la cual tuvo una etapa dentro de la competición en el equipo de José Froilán González, acompañando a Jorge Cupeiro en varias carreras a bordo del recordado "Chevitú". Ocupó distintos cargos en el Automóvil Club Argentino (ACA) y llegó a ser vice presidente de la Federación Internacional del Automovilismo (FIA).

Era de Arrecifes. Egresó del Colegio Industrial Otto Krause. Después, estudio en la Universidad Nacional de La Plata y se recibió de ingeniero hidráulico, primero, y después obtuvo el título de ingeniero civil. Arrecifes, su lugar de pertenencia, también fue escenario de su futuro, ya que allí fue la cuna del Turismo de Carretera.

Comenzó a manifestarse su vocación por la mecánica automotriz y por los automóviles de competición en particular. Iniciada la Segunda Guerra Mundial, la preocupación de las empresas automotrices por obtener mayor rendimiento de las máquinas en general, dio como resultado una evolución de la industria automotriz. En particular, los automóviles tipo cupé de serie disponibles en el mercado de nuestro país, todo ello posibilitó sin lugar a dudas la creación de la categoría denominada "Turismo de Carretera", en la cual han descollado pilotos como Juan Manuel Fangio, José Froilán González, Juan y Oscar Gálvez, Domingo Marimón, entre otros.

Inició su actividad laboral en la Sede Central del ACA. Tuvo una destacada intervención en la competencia automovilística Buenos Aires – Caracas en el '48. Un año más tarde participó en la Vuelta de América del Sur (30.000 Km en 30 días).

El ingeniero Sierra fue muy importante en la historia del automovilismo nacional.

Sierra fue miembro integrante del grupo que tuvo a su cargo el reconocimiento previo de los caminos, confeccionando la Hoja de Ruta correspondiente. Las características de los caminos, en esos tiempos, posibilitaban unir Buenos Aires con Caracas, se destacaban por presentar en un 90 % del trayecto rutas de tierra, muchos de ellas prácticamente intransitables.

También fue profesor de Dibujo Técnico en la Universidad de La Plata, la Universidad de Buenos Aires y la Escuela Superior Técnica del Ejército. Su trabajo en el ACA fue fundamental en la organización de competiciones automovilísticas y en la dirección del equipo de competición de la institución en la Fórmula Tres Nacional, cuyo piloto principal era Carlos Alberto Reutemann.

Al mismo tiempo se desempeñó en diferentes cargos en la Comisión Directiva durante una importante cantidad de períodos. Su desempeño le posibilitó frecuentar y entablar lazos de amistad con figuras como Juan Manuel Fangio, Carlos Reutemann, Juan Manuel Bordeu, Jorge Cupeiro (del que fue copiloto) y Froilán González.

Este último le encomendó el proyecto del diseño y dirección de la obra de construcción del Taller de Reparaciones de Automotores de su Concesionaria, el cual fue modelo para la organización de otros talleres.

Con la participación directa del Automóvil Club Argentino, organizó y dirigió durante muchos años el Rally de Córdoba, el que por su importancia y organización calificó para el Calendario Mundial de la Especialidad que se mantiene año tras año.

Sierra tenía estaba casado, tenía dos hijas y seis nietos. Falleció el sábado a los 100 años.

Fuente: Clarín.