Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/224834
El INADI recibió la denuncia del caso por discriminación

Familia en lucha desesperada por tener luz eléctrica en el paraje La Textil

Ramón Osvaldo Mendoza contó a NORTE que hace cuarenta años vive en el lugar y no consigue luz ni agua potable. El municipio y el gobierno provincial no responden sus pedidos.

Cuando las temperaturas superan los 40 grados y alcanza los 50 la familia de Ramón Osvaldo Mendoza  solo se cobija bajo la sombra de un árbol. El paraje La  Textil se encuentra a orillas del Río Bermejo y a 25 kilómetros del Puerto Eva Perón. Ramón realizó pedidos  formales a la intendencia y no recibió respuestas. También extendió sus reclamos al Gobernador de la Provincia y el silencio se extiende  sin respuestas.

Parte de la familia de Ramón Osvaldo Mendoza. En su casa vive junto con sus siete hijos y dos nietos, todos de entre siete meses y once años.


El nació y se crió en ese  tierra donde hoy vive junto a su familia y sus nietos. Esta semana Ramón presentó  su reclamo ante el inadi porque ‘estamos cansados de la discriminación‘, expresó a NORTE. Lo que está solicitando es poder hacer una bajada de luz y también poder acceder al agua potable.

‘Solito de manera urgente la intervención del Inadi para hacer posible la bajada de luz en el domicilio. Actualmente no cuento con servicios esenciales para la  subsistencia de una familia como lo es la luz y el agua. 

El municipio que tiene la jurisdicción del paraje La Textil no responde ante las solicitudes que son de suma  urgencia‘, expresó Ramón. En la vivienda familiar viven siete menores de edad. 


‘La edad de los niños van de los siete meses de vida hasta los once años. Los niños viven privados de los servicios esenciales‘, insiste y subraya Ramón.

Actualmente toman agua del río Bermejo.  La voz de Ramón se desgrana, sus palabras salen lentas, acentúa un reclamo que lleva tiempo y distintos escenarios. Reclamos que lo llevaron a recorrer oficinas municipales y gubernamentales. 


‘En nuestra casa no podemos conservar alimentos básicos como frutas, queso o leche. Con el calor todo se echa a perder. Necesitamos  la luz para poder tener con qué conservar alimentos y  mejor la calidad de vida‘.

El municipio de Puerto Eva Perón no responde a sus reclamos. Reclamos que piden  poder tener bajada de luz y  también agua potable. ‘Hoy  estamos tomando agua del río Bermejo. Mis hijos y mis nietos se pueden enfermar al beber agua del río. Esta agua está contaminada ya que tiran pesticidas las arroceras de la zona‘, explicó Ramón al tiempo que expone su abnegación, ya no pone en foco que él también bebe el agua del río, que deja reposar en tanques negros a la orilla del río. Ramón junto a un vecino, Osvaldo Aranda, recorren oficinas públicas esperando una respuesta favorable que no llega.