Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/189725
Pedido a las autoridades de Ramón Mendoza, con esposa y ocho hijos

Vivió toda su vida sin luz y lucha hace años por tener electricidad

En Resistencia, tomar un vaso con agua fresca de la heladera, calentar el agua para el mate en la pava eléctrica, usar el lavarropas, redactar estas palabras en una computadora, pueden ser situaciones de las más comunes y cotidianas.

Pero en el interior provincial todavía hay lugares en que fácilmente podrían catalogarse como un lujo.

Ramón Mendoza y Orlando Aranda en NORTE. Contaron la situación de la familia del paraje La Textil.

Un caso testigo es el de Ramón Mendoza (35), que vive en el paraje La Textil, a 25 kilómetros de Puerto Eva Perón. Ramón se acercó a NORTE junto a su amigo y vecino Orlando Aranda para dar a conocer la situación de su familia en el paraje.

Mendoza aseguró que desde hace tres años se encuentran luchando para que le conecten la luz a su vivienda. “Solo quiero que nos instalen la energía eléctrica. Si quieren, que me den los materiales necesarios y yo conecto”, propuso.

Ramón vive con su esposa y sus ocho hijos, todos menores de edad. “Para cargar el celular tenemos que hacer 25 kilómetros hasta el pueblo y después volver. Y si quiero guardar algo en la heladera, también 25 kilómetros hasta la casa de Orlando” expone.

Los ciudadanos aseguran que ya hicieron los trámites ante Secheep de la conexión, pero fueron derivados al Ministerio de Infraestructura, que hasta el momento no les ha dado ninguna respuesta.

“Sabemos que se necesitan unos postes y 1800 metros de cable, pero no nos dan ni siquiera la posibilidad de arreglarlo por nuestra cuenta”, lamenta Ramón, que vive de la producción en su campo de 86 hectáreas, donde cría ovejas, chivos y vacas.

Orlando, viendo la timidez y la tristeza de Ramón al contar su situación, sintetizó: “No pueden tener agua fresca. Con estos calores, no pueden tener un ventilador, menos un aire acondicionado. Ya van tres años que peleamos para que le conecten la luz, no es nada del otro mundo”.

En ese marco, contaron que Ramón vive ahí desde que nació, y nunca tuvo energía eléctrica en su casa. La precariedad ya viene de sus progenitores que nunca tuvieron una respuesta por parte de los distintos gobiernos.

“Esos chicos no saben lo que es tener algo fresco en la heladera, no saben lo que es tener un ventilador, menos un televisor o una computadora”, agrega Orlando.

Sumado a este contexto, otro de los inconvenientes que tiene Mendoza en su vida cotidiana es que queda incomunicado. “En el paraje no hay señal, hay que ir hasta el pueblo, 25 kilómetros para poder llamar o recibir llamadas y mensajes”, asegura.

Ramón deja a disposición su número de celular para quien pueda colaborar con su situación, 0370- 154090381. Pero, como puede no tener señal estando en su propia casa, también dejan a disposición el número de Orlando, que vive en Puerto Eva Perón, 0362- 154375900.