Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/223779
DE “MUERTE SÚBITA” A TRAUMATISMO DE CRÁNEO CON HEMORRAGIA

Villa Ángela: menores pelearon y uno terminó muerto

El jueves, un chico de 15 y otro de 17 se tomaron a los golpes frente en la intersección de Yrigoyen y Mitre. El más grande noqueó al más pequeño y le causó una herida mortal.

Una pelea entre dos adolescentes quedó registrada por las cámaras de seguridad: es la prueba fundamental para la justicia del Menor y la fiscalía de investigaciones penal de Villa Ángela. En el material se ve cómo el adolescente de 17 años, que le saca varios centímetros al de 15, golpeó a la víctima identificada como Jonas Benítez. Ya en el suelo, el agresor se da cuenta de que algo no andaba bien y quiere reanimarlo.

El video que se publicó en redes sociales luego se corta. Pero fue relevante para que se produzca un giro en la pesquisa, donde un forense había determinado que no se trató de una muerte traumática.

El hecho fue el 27 de octubre a las 1.30, donde la médica en turno del hospital local, Patricia Borsato, informó que el menor entró sin signos vitales y dictaminó muerte dudosa.

Se hizo presente el fiscal en turno Sergio Ríos y el médico forense informó que de acuerdo con el "examen externo no se hallaron lesiones", y dictaminó ‘posible muerte por paro cardiorrespiratorio no traumático, muerte súbita‘.

Este viernes, el panorama cambió a partir de la circulación de un video. Por lo que la División Investigaciones Complejas procedió a relevar las cámaras de seguridad del sector, donde se visualiza en las imágenes, en el momento del hecho, en la vereda, a varios jóvenes, dos de los cuales se trenzan a golpes para posteriormente quedar uno de ellos tirado en el piso. Se trataba de Jonas, quien fue trasladado en ambulancia al hospital.

El jefe del Departamento Investigaciones Complejas, Gustavo Vázquez, encabezó la aprehensión del adolescente de 17, acusado de matar a golpes a Jonas Benítez.

Este viernes, el cuerpo fue exhumado para una autopsia, donde los médicos forenses determinaron que el chico de 15 años había sufrido traumatismos de cráneo grave con hemorragia interna.

Con una autopsia reveladora, el fiscal Ríos en conjunto con el juez de Menores ordenaron se proceda al alojamiento del agresor en la comisaría Primera, donde la causa quedó caratulada como homicidio.

El acusado seguirá en condición de alojado, hasta que se resuelvan otras medidas, tendientes al esclarecimiento de la pelea que terminó en la muerte de Jonas.