Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/223657

CARTAS DE LECTORES

Más inclusión, menos erogaciones improductivas

Señor director de NORTE:

La Asociación Civil en Defensa del Derecho de la Ciudadanía observa con preocupación las tomas de disposiciones respecto de  la realización de "construcciones", "refacciones", "cambios de fines en obras anteriores", "destrucción de obras nuevas", "repetición de obras en un mismo lugar", "apoderamiento de espacios públicos, sendas peatonales, plazas, cambio de destino de edificios" sin consultar al pueblo, inclusive justificando con audiencias públicas amañadas la legalizaciones de dichos actos.   

Y así, todos los días leemos en diarios locales, "millonarias sumas de dinero son invertidas en obras públicas", en distintas y lejanas localidades de la provincia, en beneficio de pocos, sin tener en claro en qué grado contribuyen al desarrollo integral de la provincia del Chaco.

Sin embargo, sin disentir que sean importantes para el crecimiento económico, debemos preguntarnos, si abultadas erogaciones pasan a ocupar el primer lugar, en el escenario de un cúmulo de necesidades apremiantes, ¿no ameritarían el merecimiento de evaluarse el destino de los dineros del pueblo?, si son prioridades o no.

En ese sentido, creemos que el gobierno debe, en primer lugar, atenuar; y en lo posible terminar con la pobreza indignante del Chaco, que ocupa los primeros lugares en conflictos sociales y en porcentajes de carencias e indigencia.

Las obras públicas son importantes, su correcta concreción debe contribuir a generar empleo, especialmente el privado.

De modo que, resulta un poco incomprensible estar viendo cifras abultadas de inversión del dinero de todos, en distintas obras y que al mismo tiempo la gente carezca de empleo y de una digna existencia. Queremos llegar con nuestro pensamiento y postura Hasta quienes están decidiendo la fortuna del pueblo, para que los ciudadanos sean los primeros en recibirlo a través del empleo digno tanto privado como público, ya que a la hora de decidir el destino de los fondos públicos, los mismos van a actividades que no cumplen con la misión de promover el empleo privado.

Es de conocimiento popular que siempre hay empleo en la administración pública, y el nepotismo brilla por su presencia: los parientes y amigos de los funcionarios son los mayores beneficiarios.

Mientras tanto los indefensos y carentes de influencias y recursos tienen que seguir deambulando por la vida y en esta lucha, incluso, llegan ser considerados y/o ser catalogados de piqueteros.

Creemos firmemente que esto se tiene que revertir y que los que están administrando el dinero de todos tomen las mejores decisiones y asuman un rol de grandeza, en beneficios de todos, porque tarde o temprano las lágrimas y aflicciones de los descamisados —como decía Evita—, les indagará la conciencia e inclusive serán destinatarios de los más adversos adjetivos.

No queremos pensar estrictamente que solo el pueblo salvará al pueblo, sino que los que hoy ocupan puestos públicos se identifiquen plenamente con ellos y obren en consonancia con los más necesitados del tejido social que son los trabajadores, quienes —en su mayoría— sobresalen por su falta de bienestar.

El mensaje debería ser "menos obras públicas innecesarias, más inclusión, más empleo digno".

HÉCTOR MOORS

DNI 7925487

ASOCIACIÓN CIVIL EN DEFENSA DEL DERECHO DE LA CIUDADANÍA

RESISTENCIA