Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/223648

Crítica situación de remiseros en Sáenz Peña: "Trabajamos por un kilo de carne y pan", dicen

Trabajadores del volante se movilizan ante la complicada realidad generada por la crisis económica. Reclaman, entre otras cosas, se cumpla compromiso de las autoridades.

SAENZ PEÑA (Agencia) - Un grupo de remiseros de esta ciudad realizarán en la mañana de hoy una asamblea ante una eventual medida de fuerza en reclamo por ayuda que fuera solicitada al gobierno de la provincia, según informó Rafael Vera. El trabajador hizo la convocatoria en representación de los trabajadores del sector: "Se trabaja por el kilo de carne y de pan, si te alcanza para la gaseosa sos un afortunado", expresó.

La grave situación de los trabajadores de remises de esta ciudad, moviliza a los más de 350 choferes que iniciarán una medida de fuerza si no son escuchados por autoridades provinciales.

Unos 350 choferes de remises de esta ciudad se mostraron unidos ante la difícil situación por la que está atravesando el sector, con la caída en cantidad de clientes que dejaron de usar el servicio de transporte de pasajeros privados. "Ante esta alarmante situación se le suman los incumplimientos por parte de las autoridades gobernantes de la provincia, sobre el subsidio al que tendrían acceso los trabajadores que ya presentaron los trámites para poder cobrar desde el pasado mes de septiembre", recordó Vera en representación de los choferes de la ciudad.

Estacionados a dos manos

"No sabemos cómo podemos subsistir ante esta situación. Con el correr de los días se suman más choferes, que son trabajadores que quedaron sin su fuente de trabajo, y que, al contar con un auto en condiciones, se acercan a las bases de remises, y trabajan de eso", comentó Vera, al exponer el difícil momento que están pasando por "una crisis sin precedentes", recordó.

Rafael Vera, referente de los trabajadores de remises, se puso al frente de los pedidos de choferes que necesitan una ayuda para poder continuar trabajando y “no caer en la pobreza”, aseguró.

En otras bases, algunos de los choferes dijeron: "Vayas a la base que recorras, verán los autos de remiseros estacionados a dos manos. No se trabaja casi nada, estamos horas sin poder enganchar un cliente en las bases". "No llama nadie, pero es porque la situación está muy difícil para todos, los clientes no pueden costearse un servicio caro como es el de remis. Hoy con una tarifa mínima de 300 pesos no viaja nadie", manifestaron algunos de los choferes que en la mañana de ayer estaban esperando sentado en una base a metros del hotel Gualok.

Se agrava con la inflación

En este contexto, los consultados dijeron que "la difícil situación económica de la gran familia de remiseros de la ciudad, se está agravando con el correr de los días, antes era al cabo de los meses". "Pero ahora todos los días son difíciles, poder llevar algo de plata a la casa, con una mínima apenas alcanza para comprar un kilo de pan", comentó Oscar, trabajador de una base de remis que está en las inmediaciones al hospital 4 de Junio.

El caso de otro chofer, que opinó ante la presencia del cronista de NORTE: "Se trabaja a pérdida y lo poco que se gana al final del día no alcanza más que para comprar un kilo de carne y otro de pan. Después si te queda para la gaseosa sos un afortunado", analizó Jorge.

"La inflación y el precio del combustible con aumentos todos los meses, nos está comiendo lo poco que se gana en el día, que no es más que limosnas, comparado a lo que se necesita para la canasta de alimentos para una familia tipo", se lamentó el trabajador.

La medida pacifica

Respecto a la medida de fuerza con la que iniciarían el reclamo a la provincia por parte de los remiseros de esta ciudad, seria para mañana miércoles con una movilización por calles de la ciudad, recorriendo oficinas gubernamentales y la municipalidad. "En un principio será de manera pacífica, sin molestar a nadie, solamente queremos que las autoridades gobernantes se enteren que existimos, y no la estamos pasando para nada bien", insistió Vera.

"Esto hace meses lo hicimos saber al gobernador Capitanich en un petitorio que se presentó de manera conjunta con los remiseros de la ciudad de Resistencia, que también se sumaran la protesta que tendrá carácter provincial", aseguró el referente de esta ciudad.