Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/223601

No al apagón cultural, sí a la soberanía cultural

Artistas y hacedores culturales chaqueños participaron en contra del "apagón cultural", en el marco de la Feria Iberoamericana del Libro 2022.

Se busca impedir la caducidad de las asignaciones especiales que, de no mediar el urgente tratamiento y aprobación en el Senado del proyecto del diputado José Pablo Carro, que tiene media sanción en Diputados, significaría la caducidad de los fondos que sostienen al cine a  través del INCAA, al teatro a través INT, a la música a través del INAMU, a las más de 1000 bibliotecas populares a través de la CONABIP, a la Defensoría del pueblo, a la radio y la tv pública, entre otros fondos federales.

Desde Amicha, Asociación de Músicos Independientes del Chaco, relataron: "Tenemos la experiencia de haber participado del Consejo Regional del INAMU seleccionando junto a la Asociación de Músicos Chaqueños Unidos 50 proyectos para proyectos musicales de nuestra provincia, de manera federal, conociendo el territorio, contemplando el cupo femenino y todos los lineamientos y políticas culturales. Si este proyecto no se aprueba, estos fondos se pierden.

"Vamos a perder este fomento a la industria cultural de la música con el que nuestra asociación, con más de 300 socios en todo el territorio provincial, pone en movimiento toda esta maquinaria, honorarios para músicos, sonido, técnica, grabación de discos, plomos, fleteros. La cultura en sí misma se va apagando, por eso decimos no al apagón cultural" concluyeron.  

El proyecto

En junio, la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto de Ley que prorroga por 50 años las asignaciones específicas que financian al INAMU, INCAA, INT, RTA, ENACOM, CONABIP y la Defensoría del Público. El Instituto de Cultura del Chaco participó en su gestación, desde el Consejo Federal de Cultura y convocando reuniones con autoridades culturales de todo el arco político del Nea y Noa. Ahora resta el tratamiento y votación en la Cámara de Senadores.

El proyecto establece que la vigencia de las asignaciones específicas previstas en tres incisos del artículo 4 de la Ley 27.432 -reforma tributaria de 2017- se extienda hasta el año 2072. De no aprobarse, los organismos de fomento dejarán de percibir estos fondos a partir del 31 de diciembre del 2022, quedando desfinanciados.