Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/222828

La magia del juego

Autora: Norma Fascio.

"La magia del juego", es una creación literaria original y creativa de la autora Norma Fascio.

Quienes recorran las páginas de esta historia, colmada de imágenes espaciales, con protagonistas curiosos y valientes, decididos disfrutarán de un viaje espacial extraordinario, en capítulos descriptivos, con lenguaje ágil y empleo de términos que llevan a inferir un razonamiento científico, creado para la ficción, dentro de un marco de juego imaginativo y asombroso.

No están ausentes elementos de la ciencia, muy bien complementados con lo ficcional, como sistema de sensores, microvehículos espaciales, un plan ambicioso para ser ejemplos en el salvataje del planeta, estudios de laboratorio y demás recursos del género de ciencia ficción. En síntesis, el texto, creado por Norma Fascio, es una nave espacial en forma de libro con un buen mensaje educativo, que merece ser abordado y disfrutada por los niños lectores y sus familias", Isabel Zelaya, escritora jujeña.

"La magia del juego", de Norma Fascio.

Norma Fascio nació en Embarcación, Provincia de Salta. Desde su infancia vive en Jujuy. Sus estudios primarios los realizó en la Escuela Nº 6 ‘Doctor Joaquín Carrillo’, los estudios secundarios, en la Escuela Nacional de Comercio Nº 1 ‘José Manuel Estrada’ y el nivel terciario en el IFD Nº 6 de Perico y el Instituto Leloir de Salta. Es Maestra, Auxiliar en Bibliotecología y Diplomatura en Ciencias de la Educación. Actualmente, trabaja en la Escuela Nº 467 del Carmen.

Participación: 1° Encuentro Nacional y Latinoamericano, Resistencia los abraza, año 2018. 1° Encuentro del Grupo de Ramaletras, San Pedro de Jujuy, 2019. 2° Encuentro Nacional y Latinoamericano, Resistencia los abraza, año 2019. 3° Encuentro Internacional de Escritores Humahuaca en letras, 2019. 8° Encuentro Regional de Escritores en el Valle de Siancas, 2020. 5° Encuentro Internacional de Escritores Humahuaca en letras, 2021.

Publicaciones: Colección Internacional Inmortales I, II, III (traducido a 7 idiomas). Mujeres al borde del abismo, Antología Internacional Colección 3 Catarsis - Libro 3. Integrante de los grupos literarios: Grupo Cultural Norberto Simón Oltra, y Poetas Tizas.

Norma Fascio.

- Fragmento -

LA MAGIA DEL JUEGO

Capitulo II

El encuentro

A la madrugada de mi primer día solar marciano después de un buen desayuno de frutas, gracias a la huerta que se encontraba en el sector de los viveros, ya estaba listo para debutar en la expedición a Marte, el traslado seria en dos microvehículos, por donde se podía admirar el paisaje exótico y tan atractivo, iría junto al comandante Mateo, los oficiales Gael y John y un grupo guía de seis soldados.

Nos desplazábamos por senderos de arenas rojizas y grandes rocas. En unas horas estábamos cerca de la reserva de agua.

Al descender primero bajo el grupo guía cada uno equipado con pequeñas armas láseres y con trajes espaciales blancos muy cómodos de protección eficaz contra la radiación, un enemigo tan invisible como letal dado que Marte no cuenta ozonosfera que frene los rayos UV, que desvíe las radiaciones solares y cósmicas y posee una baja presión atmosférica. Por eso llamo tanto la atención el hallazgo inesperado de la reserva de agua encontrada bajo los Valles Marineris cerca del ecuador marciano.

… Esperamos un momento y se escuchó por la radio

- Despejado pueden descender

- No se separe de mí, es importante en esta misión. Me dijo el Comandante Mateo.

Estaba tan emocionado que solo lo mire. Levante el equipo y camine a su lado. Debíamos recorrer con precaución casi tres kilómetros a pie por el cañón porque los mini vehículos no podían atravesar por lo sinuoso e intrincado del camino, a medida que nos internábamos era mayor la cautela, porque uno nunca sabe si aparecen los Saurios y aún no sabemos si son amigables o no…

-Sabia Comandante que la única especies de Saurios encontrados aquí en Marte poseen cuerdas vocales similares al hombre pero se encuentran atrofiadas y poseen un cerebro bastante desarrollado y suelen pasar desapercibidos para el hombre porque son como el camaleón.

Me miró

– ¡Científico! Me encontré con muchos de ellos. Esta es mi tercera misión aquí. Los que más abundan son los rojos, pero también hay verdes, negros naranjas, marrones.

- Solo se tiene registro de un azul.

- Si aún debemos aprender mucho de ellos.

De pronto… se comenzó a sentir unas fuertes vibraciones en el suelo marciano y unos ruidos atroz. Mire sorprendido al grupo…

Una señal pidió silencio y nos agazapamos. Pude observar una manada de saurios negros que se desplazaban velozmente hacia nosotros, envestida.

Los hombres guías se desplazaron rápidamente en una formación de uve, se quedaron en silencio…

El oficial John dio la señal y los rayos que se entrecruzaban la orden era no matarlos solo asustarlo, los saurios interrumpieron su ataque e inmediatamente dieron paso a su líder un saurio azul de unos seis metros de alto, tenía doble colmillos en cada lado de la mandíbula inferior como superior que parecían hermosos diamantes azules, su cuerpo se encontraba recubierto por diminutas escamas hexagonales similares al

cuarzo azul y me recordó el movimiento de las olas, cuando viajamos en familia a conocer el mar y junto a mi primo armamos castillos de arena y correteábamos en la espuma marina que nos traía el sabor de la aventura en la llamada ciudad La Feliz, en aquellos tiempos todavía se podía disfrutar del azul en un día soleado y tranquilo en la tierra.

La voz firme del Comandante me saco de mi alegre niñez.

- Todos atentos.

Entonces vi cómo aquel se irguió sobre sus dos patas y lanzo una gran luz al cielo que se fundió en la inmensidad.

Todos permanecimos inmutables con los ojos clavados en el animal.

De pronto el Saurio azul se lanzó a tarascones los hombres lo eludían zigzagueante y se detuvo frente a mí y el Comandante y como si nos hubiéramos puesto de acuerdo ambos disparamos nuestro laser y la bestia junto a su manada huyeron perdiéndose en el desierto rojo.

Se escuchó el grito eufórico de todo el grupo.

El Comandante Mateo, llamo a Oficial John y le dijo:

- Raro, nunca atacan a ninguna misión.

- Sí Señor.

- Vamos con precaución y que se comunique la situación inmediatamente al Comandante General.

- A la orden.

Nos reagrupamos y la marcha comenzó con mayor precaución y así lentamente llegamos a la entrada de una cueva casi escondida entre rocas, parecía bajar entre el rojo del terreno y la frescura de una brisa de lluvia que salí de la galería central por donde bajamos casi tres kilómetro hasta un lago azul de una magnifica belleza en forma casi ovalada y se extendía hacia la derecha un pequeño brazo como un río por donde fluía constantemente agua (aún no se avanzó en estudiar desde donde), posee unos cinco kilómetros de longitud con una profundidad de 1.600 m, me llamo la atención que no había vida marina ni terrestre mejor dijo marciana pero, era un lugar húmedo donde las grietas de la cueva dejaban pasar apenas la luz y los colores que abundaban eran verdes, anaranjados, ocre y dorados.

Entonces recordé la armonía de las tonalidades de los verdes del valle donde viví mi infancia. Allá donde el juego, las risas y la sensación de paz se mezclaban en los espejos de agua de La Madera y La Ciénaga que disfrutábamos con mi primo en los veranos cuando brotaba vida, sol, lluvia…

Allí entendí que era su hogar y que los hombres estábamos invadiendo. Cuando aprenderemos a pedir permiso y respetar la naturaleza. Mateo me abrazo, ambos entendimos lo mismo. Nos arrodillamos pedimos permiso a la Pachamama nuestra madre tierra ceremonia que se celebra en la bella Jujuy desde hace miles de años y que fue transmitida por los pueblos originarios.

Entonces recién caminé hacia las orillas del lago azul y recogí las muestras de agua en diferentes sectores del lago, diversas rocas y minerales y registré, pero sin dejar de lado mi intriga por el sector donde fluye el agua.

Antes de irnos hable con el Comandante Mateo.

-Podemos ir hasta donde inicia el lago que parece un brazo de un río.

- En próximas misiones serán.

-Si porque debemos encontrar hacia donde fluye.

-Ahora debemos partir, antes que se nos haga la noche y no sabemos lo que nos espera en el trayecto de regreso.

Mire en los ojos del Comandante la preocupación a pesar de su gran experiencia.

Emprendimos el regreso tranquilo, pero sin olvidar la transparencia y el aroma del atractivo paisajes carmense que recorrieron mis ojos grandes y oscuros en mi infancia allá en la tierra, donde la vuelta a casa después de los paseos eran los sueños de niño que guardaría por siempre en mí corazón.