Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/220715

Celebran la sanción de la ley que protege a niños y adolescentes oncológicos

Garantiza el acceso al tratamiento. Además, familiares indicaron que se sienten acompañados por el Estado.

Con profunda emoción, en un recinto colmado de familiares de pacientes oncológicos, el Poder Legislativo sancionó este miércoles, por unanimidad, la ley que crea el Régimen de Protección Integral de la Niña, Niño y Adolescente con Cáncer, denominado Patu.

La iniciativa, impulsada por la presidenta Élida Cuesta y la legisladora Jessica Ayala, entre otros, garantiza el acceso al tratamiento oportuno e inmediato de niñas, niños y adolescentes con enfermedades oncológicas, adhiriendo a la Ley Nacional 27674.

Legisladores y familiares festejaron la sanción de esta norma importante que, entre otras cosas, busca acompañar a quienes tienen un familiar que transita esta enfermedad.

Cuesta remarcó la importancia de generar políticas públicas para acompañar a las familias que tienen un familiar que transita esta enfermedad.

"Queremos que el sistema público de salud, las obras sociales y las prepagas brinden a niñas, niños y adolescentes con cáncer una cobertura del ciento por ciento en las prestaciones para las prácticas de prevención, promoción, diagnóstico y terapéuticas".

Además, la titular del cuerpo legislativo agregó que "los tratamientos para afrontar esta enfermedad son muy invasivos para las y los pacientes y requieren un acompañamiento constante de sus familiares, más si se trata de niñas, niños y adolescentes; como padres, esto nos sensibiliza y nos conmueve. Por eso estamos orgullosos de haber estado a la altura de las demandas de nuestro pueblo, llevando un poco de alivio a estas familias", remarcó.

En tanto, Ayala agradeció el acompañamiento de sus pares y remarcó que en temas tan sensibles se dejan de lado las diferencias políticas.

"Estoy emocionada, hoy podemos decir con orgullo que el Poder Legislativo estará a la vanguardia en la protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes en materia de oncopediatría. Este es un trabajo conjunto que cambiará la vida de estas familias, ayudando a atenuar su dolor", manifestó.

CONVERTIR EL DOLOR EN AMOR

Alicia Tea, madre del joven Patu, quien falleció a causa de un cáncer de hígado, agradeció la sanción de la normativa sobre todo por las familias que no cuentan con fondos para costear el tratamiento de esta enfermedad.

"Hoy podemos decir, como familiares de pacientes oncológicos, que nos sentimos acompañados por el Estado. A todos los que atravesamos esta situación nos emociona contar con una ley que nos cubra y ampare, por eso estamos profundamente agradecidos. Patu nos enseñó a honrar la vida, y eso nos motivó a convertir todo el dolor de su partida en amor", remarcó emocionada