Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/220700
Florencia Martínez

Columnista

Pedro Aznar vuelve a reencontrarse con el público chaqueño

Esta noche vuelve Pedro Aznar, será a las 21:30, al Domo del Centenario. Pedro trae consigo sus instrumentos, su voz y su historia. Es, sin duda alguna, uno de los músicos mas reconocidos del país, su trayectoria lo avala y el aplauso del público lo acampañan hace mas 40 años sobre los escenarios. 

¿Qué si el público lo estaba esperando? Por supuesto, se notó rápidamente en venta de entradas, que quedan las ultimas en www.butacauno.com.

Antes de su concierto, Pedro hablo con NORTE y adelantó que será un nuevo show, en formato íntimo, donde hace un recorrido por su trayectoria, incluyendo algunos de sus grandes éxitos, además de estrenar canciones que estarán en su próximo disco.

-       Volves al Chaco, a hacer tus giras, a la intimidad con el público ¿Cómo te sentís con esto?

-       Me pone inmensamente feliz retomar el contacto presencial con la gente. La calidez de escuchar música en vivo rodeado de cientos de personas y con el artista frente a vos es algo único. Y desde el escenario, escuchar los aplausos, oír al público corear las canciones es tremendamente emocionante.

-       Hay varias generaciones que crecieron con tu música, pero también tenes a los que recién te estén descubriendo ¿Cómo es atrapar a ese público? ¿Lo intentas o solo dejas que te conozcan?

-       Creo que la verdadera manera de ser auténtico, es fluir en lo que uno hace, ser espontáneo, y que lo demás venga por añadidura. En el arte no se puede (ni se debe) forzar nada, ya que cualquier pose, cualquier cosa que no sea genuina, se ve a la legua. Yo hago lo que amo, y abro la puerta para que quien quiera acercarse a disfrutarlo, pueda hacerlo. Me pone contentísimo ver que chicas y chicos muy jóvenes abrazan mi propuesta. 

-       Sabemos que sos multifacético, un rockero salvaje y al mismo tiempo tenes canciones románticas ¿Sos todo a la vez o te sentís mejor con una faceta?

-       ¡Me encantó lo de "rockero salvaje"! (risas). Toda la música es una, en el fondo. Cuando es inspirada y te conmueve, no importa de qué estilo sea. Yo opero de esa manera. Si me gusta y me entusiasma hacer algo, doy por hecho que a la gente que me escucha también le va a gustar. De hecho, en mi próximo disco (que será doble, y saldrá en noviembre) abro el espectro de los estilos mucho más que nunca. Creo que muchos se van a sorprender…

-       Sos uno de los últimos grandes ídolos de la música argentina, también entras entre los galanes ¿sentis una responsabilidad con eso?

-       Esa sí que no me la esperaba (risas). Si la palabra "ídolo" la reformuláramos como "referente", me sentiría muy orgulloso de serlo. Ojalá algunos me sientan de esa manera, sería un honor. Y si la palabra "galán" la reinterpretáramos como "lo atractivo que resulta ver a alguien que está cómodo/a en su propia piel" sentiría que mi experiencia hasta acá sirvió para madurarme, sacarme cosas superfluas de encima, darme la seguridad de alguien que acepta que se puede equivocar estruendosamente, pero se sabe levantar y seguir adelante.

-       ¿Qué va a encontrarse el público que vaya a verte en Resistencia?

-       Voy a hacer un show de reencuentro, donde, por supuesto, no pueden faltar los clásicos. Va a ser un recorrido generoso por distintas épocas y discos, y voy a adelantar música nueva, de mi próximo álbum, que acabamos de terminar de grabar y me tiene muy entusiasmado.

-       ¿Cómo es la selección de los temas para tu recital?

-       Lo elaboro como si fuera un libro de cuentos, en que cada historia tiene su mundo, su color y su independencia, pero que a la vez interactúa con todas las demás, y está ubicada en un determinado lugar de la secuencia por razones muy meditadas.

-       ¿Qué proyectos vienen, además de las giras?

-       Mi disco doble, que entra en etapa de mezcla esta semana (esta tarde hicimos la última grabación, un momento muy especial, un tema a cappella en la Capilla Nuestra Señora del Valle, de Mar de las Pampas), giras por Argentina, Chile, Perú, Colombia y México, cierre en Buenos Aires de gira de mi disco Flor y Raíz, que acaba de ser nominado a mejor disco de folklore del año y mejor canción del año por el tema "Reverdece", y un par de sorpresas para el año próximo, que todavía no puedo contar. 

-       No voy a dejar de decir que sos uno de los impulsores del rock nacional ¿Qué le dirias a las nuevas generaciones que buscan un impulso?

-       Que lo que uno tiene que impulsar, primero que nada, es a uno mismo. Salir de la inercia, desafiarse a abandonar la zona de comodidad y hacer cosas que representen un salto al vacío. Nuestro paso por este mundo es muy corto. Hay que tomar los dones que uno trajo al mundo y desplegarlos con generosidad hasta el límite de nuestras posibilidades.

-       ¿Qué es la música en tu vida?  ¿Se nace o se hace músico?

-       La música es un lenguaje mágico que te permite salir de la cárcel del ego, y conectar con algo que está en el aire y es de todos. Es un vocabulario para transmitir esas cosas para las que las palabras se quedan cortas. Es una poesía del sonido. Es aire que se hace líquido. Es un néctar que embriaga. Es una de las maneras más hermosas que tenemos de comunicarnos de corazón a corazón.