Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/220636

Ayudar a proteger la biodiversidad del suelo

La biodiversidad del suelo es la base de la vida humana, y por eso es muy importante ayudar a proteger la gran variedad de plantas, animales y microbios que componen nuestros suelos.

Así lo aconseja la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que realiza campañas para generar conciencia sobre la importancia de este extraordinario recurso que, además, es clave en la lucha contra el hambre.

Los científicos observan que, aunque no lo veamos a simple vista, en una cucharada de suelo hay más organismos vivos que personas en la Tierra.

En efecto, millones de organismos vertebrados, invertebrados, virus, bacterias, hongos, líquenes y plantas viven en el suelo, siempre y cuando éste se mantenga saludable, es decir, que no sufra por ejemplo una persistente erosión, que es el fenómeno que hace referencia a la remoción de la capa superficial del suelo por el agua, el viento o actividades agrícolas insostenibles como la labranza intensiva.

Según la FAO, parte de la erosión del suelo es natural y se produce en todas las condiciones climáticas de todos los continentes. Pero gran parte de ella se debe a actividades humanas insostenibles –como el sobrepastoreo, la agricultura intensiva y la deforestación– que pueden aumentar en forma exponencial la tasa de erosión del suelo.

Se calcula que los suelos albergan cerca del 25 por ciento de la biodiversidad del planeta: millones de organismos vivos interactúan entre sí para mantener los suelos sanos y fértiles. Además, son esenciales para los sistemas alimentarios. De hecho, se estima que el 95 por ciento de los alimentos que llegan a la mesa de las familias se producen en forma directa o indirecta en el valioso recurso que es el suelo.

El cultivo de una gran variedad de hortalizas y plantas necesarias para una buena nutrición humana solo es posible en suelos que son sanos y que mantienen la biodiversidad. Los organismos en el suelo permiten a las plantas absorber los nutrientes. La nutrición depende de la disponibilidad y el equilibrio de los nutrientes en las partes comestibles de las plantas, lo que depende de la presencia de estos en el suelo.

Por lo tanto, cuanto más biodiverso es el suelo, más nutritivos son los alimentos que llegan a los hogares de millones de familias. Cada año, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) realiza campañas para generar conciencia en la población sobre la importancia de evitar, en la medida de lo posible, la erosión del suelo por causas no naturales.

En ese sentido, recuerda que la erosión de la tierra restringe la capacidad de las comunidades para producir alimentos nutritivos. Explica, por otra parte, que al disminuir los nutrientes disponibles para las plantas, así como el espacio para desarrollar las raíces, la erosión del suelo puede reducir el rendimiento agrícola hasta en un 50 por ciento.

Además, está comprobado que en esos casos los cultivos tienden a ser de menor calidad, es decir, se presentan deformes, más pequeños y menos nutritivos. Este producto de escasa calidad tiene consecuencias no sólo para los agricultores que tratan de venderlo, sino también en las personas que obtendrán menos nutrientes al consumirlo.

La FAO destaca que otras de las funciones del suelo es la captura, el almacenamiento y filtrado del agua, de manera que cuando sufre algún tipo de erosión, transita menos agua a través suya. Sin suelo, recuerda el organismo, la calidad del agua potable en las tierras bajas puede disminuir, ya que el agua no fue filtrada adecuadamente a través del suelo aguas arriba.

Además, con menos suelo para absorber las lluvias torrenciales, las inundaciones pueden volverse más frecuentes e intensas. Esto último se puede observar con frecuencia en urbanizaciones que producen el fenómeno de la impermeabilización de grandes espacios; o bien, como también suele ocurrir en algunos lugares, con el relleno de lagunas.

Por todo lo expuesto, es necesario generar una mayor conciencia en los distintos sectores de la población sobre la enorme importancia que tiene el cuidado del suelo, con la adopción de medidas de protección que los mantengan siempre sanos y diversos.