Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/220297

Ucrania y Rusia firmaron acuerdo para reabrir puertos de exportación de grano

Rusia y Ucrania firmaron este viernes un acuerdo para reabrir los puertos ucranianos del Mar Negro a las exportaciones de grano, lo que aumenta las esperanzas de que se pueda aliviar una crisis alimentaria internacional agravada por la invasión rusa.

En esta foto publicada por el Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a la derecha, y el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, a la izquierda, firman documentos durante una ceremonia de firma en el Palacio Dolmabahce en Estambul Vadim Savitsky. Foto: Ministerio de Defensa de Rusia.


   El pacto coronó dos meses de conversaciones con la mediación de Naciones Unidas y Turquía para lograr lo que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, denominó un "paquete" que restablecerá las exportaciones de grano ucraniano y facilitaría los envíos de cereales y fertilizantes rusos a pesar de las duras sanciones occidentales impuestas a Moscú.

   Guterres dijo que el acuerdo abre el camino a importantes volúmenes de exportaciones comerciales de alimentos desde tres puertos ucranianos clave: Odesa, Chernomorsk y Yuzhny, y que la ONU crearía un centro de coordinación para supervisar su aplicación.

   "Hoy, hay un faro en el Mar Negro. Un faro de esperanza..., posibilidad... y alivio en un mundo que lo necesita más que nunca", dijo Guterres a la reunión. Pero los combates continuaron sin cesar en el este de Ucrania y, subrayando la enemistad y la desconfianza que impulsan el peor conflicto en Europa desde la II Guerra Mundial, los representantes rusos y ucranianos se negaron a sentarse en la misma mesa y evitaron darse la mano en la ceremonia.
 

 La visualización de las banderas de los dos países se ajustó para que ya no estuvieran una al lado de la otra. Rusia y Ucrania, ambos entre los principales exportadores de alimentos del mundo, enviaron a sus ministros de Defensa e Infraestructura respectivamente a Estambul para la ceremonia de firma, a la que también asistieron Guterres y el presidente turco Tayyip Erdogan.
 

 El turco dijo que el acuerdo ayudará a prevenir la hambruna y aliviará la inflación mundial de alimentos, y pidió a Rusia y Ucrania que pongan fin a su conflicto. Turquía, un miembro de la OTAN que tiene buenas relaciones tanto con Rusia como con Ucrania, controla los estrechos que conducen al Mar Negro.

   Un bloqueo de los puertos ucranianos por parte de la flota rusa del Mar Negro, atrapando decenas de millones de toneladas de granos en silos y dejando varados muchos barcos, empeoró los cuellos de botella de la cadena de suministro global y, junto con las sanciones occidentales, avivó la inflación galopante en los precios de los alimentos y la energía en todo el mundo. 

   Moscú negó su responsabilidad por el empeoramiento de la crisis alimentaria, culpando en cambio a las sanciones occidentales por frenar sus propias exportaciones de alimentos y fertilizantes y a Ucrania por minar los accesos a sus puertos del Mar Negro.

   El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que las naciones occidentales observarían de cerca para asegurarse de que el acuerdo no pusiera a Ucrania en riesgo de ser invadida por Rusia.

   "El G7 está trabajando en estrecha colaboración con socios como Turquía y otros para garantizar que podamos sacar ese grano de Ucrania y llevarlo a lugares del mundo donde se necesita sin poner en riesgo la soberanía y la protección de Ucrania", dijo Trudeau.

   Comentarios Hablando en Estambul, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, dijo que Moscú no buscará aprovecharse del desminado de los puertos de Ucrania. "Rusia ha asumido las obligaciones que se detallan claramente en este documento. No aprovecharemos el hecho de que los puertos serán despejados y abiertos", dijo Shoigu en el canal de tv Rossiya-24.

   El objetivo general es ayudar a evitar la hambruna entre decenas de millones de personas en los países más pobres mediante la inyección de más trigo, aceite de girasol, fertilizantes y  otros productos en los mercados mundiales, incluso para necesidades humanitarias, en parte a precios más bajos.

   EEUU dio la bienvenida al acuerdo y dijo que se estaba enfocando en responsabilizar a Rusia por su implementación.

El agricultor Serhiy muestra grano en su silo en la aldea de Ptyche, en la región oriental de Donetsk, Ucrania, el 12 de junio de 2022. Foto: AP/Efrem Lukatsky.

La guerra

   El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, se reunió con altos mandos el jueves y dijo que las fuerzas de Kiev, ahora cada vez más armadas con armamento occidental de mayor alcance y precisión, tenían un gran potencial para cambiar el rumbo en el campo de batalla.

   EEUU cree que el ejército de Rusia sufre cientos de bajas por día, dijo el viernes un alto funcionario de defensa estadounidense. El funcionario dijo que Washington también creía que Ucrania había destruido más de 100 objetivos rusos de "alto valor" en Ucrania, incluidos puestos de mando y sitios de defensa aérea.

   No ha habido grandes avances en el frente desde que las fuerzas rusas tomaron las últimas dos ciudades controladas por Ucrania en la provincia oriental de Lugansk a finales de junio y principios de julio.

   Las fuerzas rusas ahora se concentran en capturar toda provincia vecina de Donetsk en nombre de los separatistas que han declarado dos miniestados disidentes que cubren la región industrializada más amplia de Donbass y que quieren unirse a Rusia.

   El Ministerio de Defensa de Rusia comunicó el viernes que sus fuerzas habían destruido cuatro sistemas HIMARS entre el 5 y el 20 de julio. Kiev negó las afirmaciones y las calificó de "falsificaciones" destinadas a socavar el apoyo occidental a Ucrania.