Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/219380
El frío aumento el riesgo de descuidos

Consejos y pautas para evitar incendios domésticos

Contar con un extintor en la casa es una medida básica. Los primeros minutos son vitales para impedir que el fuego se descontrole.

La estación más fría del año obliga a buscar aliados para combatir las bajas temperaturas; pero muchas veces, más por descuidos humanos que por fallas en los artefactos, se generan situaciones que ponen en riesgo la vida de las personas y los bienes materiales. El incendio en Recoleta, con el triste saldo de fallecidos y heridos, se ubicó en un lugar privilegiado de la agenda la semana pasada y generó la necesidad de repasar y recordar las principales pautas y consejos a tener en cuenta para evitar situaciones con saldos tan lamentables.

Contar con un matafuego en el domicilio es una medida elemental que, en la mayoría de los casos, no se tiene en cuenta.

Los casos son más frecuentes de lo que parece. De hecho, desde que las llamas destruyeron el departamento de Recoleta hasta que se escribe esta nota, la policía informó que se produjeron cuatro incendios de viviendas en Resistencia y alrededores; los que, en todos los casos, solo provocaron daños materiales gracias a la rápida intervención de los bomberos.

MINUTOS VITALES

La jefa de Bomberos Voluntarios de San Fernando, María Gómez, apuntó que es vital comprender un incendio se declara como tal en un tiempo de entre cinco y siete minutos. Si en ese primer momento las personas que habitan la vivienda no logran realizar las maniobras como para sofocar las llamas, el foco tiende a descontrolarse y requiere la intervención de los bomberos. Por eso es tan frecuente que los casos que ocurren a la noche o madrugada requieren del personal especializado, y que más allá de la velocidad de la respuesta, que puede ser óptima, aun así a veces no se logre evitar daños tanto en la integridad física de las personas como en los bienes materiales. ‘Es muy poco probable que cuando están durmiendo las personas puedan dar la respuesta acorde. Y por eso algunos casos terminan lamentablemente como el del departamento de Recoleta‘, analizó la jefa de los bomberos de San Fernando. C

AUSAS FRECUENTES

En tiempos de frío como el actual, con el invierno mostrándose en plenitud, los riesgos de incendios por descuidos o desperfectos se multiplican. En general, los desperfectos eléctricos y las conexiones clandestinas o realizadas por personas que no son idóneas generan complicaciones que, en determinadas situaciones, se salen de control.

Algunas prácticas poco seguras son, por ejemplo, intentar calefaccionar ambientes con artefactos que no están diseñado para ese fin, como la cocina; o bien incurrir en la sobreexigencia de equipos, como calefactores o similares.

‘Tenemos que partir de la base de que ningún equipo es 100% seguro. Ante determinadas situaciones, todos pueden tomar temperatura y, al tomar contacto con cortinas o sábanas, terminan generando el fuego‘, explicó Gómez. Recientemente ocurrió un hecho relativamente importante en el barrio Santa Inés, donde las llamas se originaron por la explosión de una batería de litio, de las que se usan para cargar los teléfonos celulares, entre otros artefactos. El desgaste que genera el paso del tiempo en las baterías requiere conectarlas más veces y durante mayor tiempo a la red eléctrica y eso aumenta el riesgo. ‘Estos episodios son cada vez más frecuentes, pero no se toma plena conciencia del riesgo que implica poner a cargar estos dispositivos sin tener control‘, aseguró.

Autos climatizados: dato a tener en cuenta

En líneas generales, la recomendación de los especialistas es climatizar ambientes, cualquiera sea el dispositivo elegido, con control activo.

Esto es, por un tiempo determinado (el que requiera el espacio para adquirir la temperatura deseado), pero luego apagar el equipo en cuestión para evitar consecuencias no deseadas.

Recomiendan calefaccionar el auto y luego apagar el sistema, ya que puede afectar a los conductores.

Lo curioso es que esta ‘regla‘ se recomienda aplicar también cuando se usa la calefacción de los automóviles o camionetas.

La jefa de los Bomberos de San Fernando apuntó en este sentido que ‘todo tipo de estufas, caloventores o similares, liberan monóxido de carbono, al igual que los equipos que traen los vehículos. Por eso es recomendable encenderlos unos minutos y luego apagarlos, porque el monóxido de carbono puede afectar al conductor‘.

‘En lo que va del año, hemos asistido a varias personas que iban con la calefacción encendida y refirieron haberse dormido, sin causas aparentes, y eso es el efecto de la calefacción‘, aseguró María Gómez en diálogo con NORTE.

Un matafuego en casa, medida básica no aplicada

A la hora de repasar las principales medidas o acciones a tener en cuenta para no enfrentar situaciones no deseadas con el fuego, la jefa de los Bomberos de San Fernando apuntó que ‘lo principal es contar con un extintor en la casa‘.

En ese sentido, marcó que cualquier persona que requiera una capacitación sobre cómo usar este tipo de equipo puede solicitarla en el cuartel de bomberos más cercano a su domicilio; y los efectivos le brindarán el asesoramiento de manera gratuita.

La relación costo-beneficio difícilmente sea una causa para no adquirir un equipo de estas características que puede resultar vital.

Por lo demás, Gómez aconsejó que si el incendio se detecta cuando aún no se declaró como tal, se deben hacer las maniobras necesarias evitando avivar las llamas (es decir: no arrojando agua al aceite en llamas de una sartén, por ejemplo).

También es importante cortar el suministro eléctrico de la vivienda. Pero cuando el incendio ya está declarado, rige abandonar el lugar y llamar a los bomberos lo antes posible, para evitar poner en riesgo la integridad de las personas.