Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/218982

Peugeot presentó el nuevo 408 "made in China"

Cuando todos pensaban que el nuevo Peugeot 408 sería un SUV más de la constelación existente la marca del león se apareció con un sedán al viejo estilo que de inmediato captó la atención del público.

Hace un tiempo la marca había dado a conocer un avance que mostraba un poco de la parrilla delantera, un fragmento de faro LED y el flamante "408″ en el frente. 

Desde el lateral, en el 408 revela llantas de 17 pulgadas, carrocería en forma de cuña y varios nervios de estilo en la parte alta de sus puertas para enfatizar su carácter dinámico.

Los expertos de inmediato concluyeron que podría llegar a ser el diseño con base en el 308 europeo pero adaptado a la estética tradicional de una SUV.

La nueva berlina cuenta con una gran parrilla con el logotipo de la marca en el centro. Los grupos ópticos afilados junto con las afiladas garras en disposición vertical que ya son un elemento genuino de la marca.

Como pocas veces sucede Peugeot dejó las conclusiones a cargo de los opinólogos y sorprendió al descubrir un interesante sedan de los que hay bastante poca oferta pese a que el segmento es uno de los que más ganancias dejan.

A simple vista, se destaca la similitud con la tercera generación de 308, en especial si lo miramos de adelante (casi no hay diferencias).

La versión destinada al mercado chino del 408 acaba de ver la luz un nuevo aspecto tomando muchos de los rasgos del nuevo lenguaje de diseño de la marca, una carrocería sedán y última tecnología.

Detrás también adoptó el carácter familiar de la compañía con una máscara negra que atraviesa el ancho del baúl, sumado a las ópticas con tecnología LED en "forma de garra" (similares a 208, 308, 508, entre otros).

Atrás se destacan los nuevos faros traseros LED unidos por una moldura de color negro, un paragolpes bastante limpio y la tapa del baúl con una forma afilada a modo de spoiler.

Construido sobre la plataforma EMP2, tiene 4,75 m de largo, 1,82 m de ancho y 1,49 m de alto. La distancia entre ejes es de 2,73 m. Puertas adentro, el interior también es muy parecido al de su hermano hatchback.

El interior es espacioso, sobre todo las plazas traseras y la sensación de amplitud es favorecida por el techo solar panorámico que permite una mayor entrada de luz.

El instrumental es completamente digital de 12,3 pulgadas y una central multimedia de 10. Por debajo de esta, son relevantes varios botones físicos que sirven para manejar diferentes funciones del vehículo.

El 408 incorpora la instrumentación digital iCockpit, un tablero similar al del Peugeot 308 y una amplia lista de sistemas tecnológicos, como la cámara de 360 grados o el control de crucero con limitador de velocidad.

El motor es el conocido 1.6 THP de 165 CV y 24,5 kgm de torque, sumado a una transmisión automática de seis velocidades.

Las llantas de 17" con el clásico diseño en turbina que mejora la salida de aire del interior contribuyendo al enfriamiento de los frenos.

La presentación se realizó en China (allí la marca se encuentra asociada a Dongfeng), donde los sedanes encontraron un buen refugio, pero según revelaron desde la compañía, será un modelo global y se comenzará a ofrecer en la segunda mitad de este año y sobre su futura llegada al país no hay novedades.