Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/218893
Paulo Ferreyra

columnista

Niñas y niños envueltos en el placer de hacer sus propios aviones

El Club de Aeromodelismo Chaco realiza cada sábado un taller donde toda la familia se vuelca a colaborar en la construcción de un avión. No hay límites de edad para comenzar a viajar.

‘Compartir la experiencia de hacer algo con nuestros hijos es impagable‘. ‘Estamos con nuestro sobrino haciendo un avión, es algo hermoso‘. ‘Es muy linda la vivencia de poder hacer algo juntos‘. Estos son algunos de los testimonios de las familias que ya están compartiendo un momento especial juntos.

El Club de Aeromodelismo Chaco está realizando cursos de ‘Aeromodelismo infantil‘. ‘Pensamos y comenzamos a trabajar con la idea de hacer un curso de aeromodelismo infantil, pero nos quedó solo el título. La idea era que los niños tenga como mínimo ocho años. Pero se sumaron niños más pequeño y también se sumaron adultos mayores. Así que hoy tenemos de todas las edades‘ , comentó Carlos Pisarello, del Club. 

Es una mañana fría como viene haciendo hace dos semanas, en un salón comunitario de Villa Fabre más de veinte personas, desde niños muy pequeños hasta adultos mayores, están concentrados haciendo aviones.

 

Las miradas se pierden en la concentración de la regla y el corte perfecto, los ojos fijos en los milímetros, la regla, el papel, el lápiz y la tijera, que llega con premura filosa para abrir las partes de una nave. 

 

Carlos Pisarello camina de un lugar a otro, recorre los espacios, pregunta si están bien o si alguien necesita algún material. Cuenta que este es el segundo curso de aeromodelismo infantil. En el salón se ve a los niños y a las niñas rodeados por padres, madres, abuelos, tíos, tías, muchas personas en torno a una misma actividad.

En derredor algunos adultos charlan, observan a los niños como distraídamente, pero en realidad las miradas se entrecruzan y se las advierte muy interesadas. Tomas está atento a lo que pasa, mientras apoya la regla para medir un corte. Alma le dibuja unos corazones rojos a su avión, mientras sonríe entusiasmada. Ambos se sumarán más tarde a todo el grupo para hacer volar sus aviones en el cielo chaqueño.

Motricidad fina

‘Como padres, cuando nos enteramos de que existía esta actividad, nos llamó mucho la atención‘, cuenta Nuri, mamá de Tomás. ‘A nuestro hijo desde siempre le gustó hacer cosas con las manos, construir con los rastis o con los legos, su motricidad fina es muy aguda. Nos acercamos al club y hoy lo vemos a Tomás muy feliz, armando su propio avión‘

‘Otro aspecto que nos parece importante es lo que sucede alrededor mientras los niños están haciendo estas cosas. Se ha conformado y nos sentimos parte de una minicomunidad donde la pasión por armar estos aviones involucra a niños, adolescentes, jóvenes, adultos y hasta incluso personas de tercera edad. Nos conmueve ver a los abuelos con sus nietos construyendo y haciendo algo a la par. Se percibe en el ambiente la emoción de estas personas‘, subraya Nuri.

Actividad única en la provincia 

Carlos Pisarello cuenta que el club es nuevo, comenzó a trabajar con la pandemia en Villa Fabre. ‘Empezó con la idea de dar talleres de aeromodelismos iniciales, es decir hacer aviones de vuelo libre, de madera balsa. Este curso ya lleva un mes de desarrollo. Ahora están haciendo el tercer avión, que sería el cierre del curso‘ , explicó.

Para sumar a estos cursos, están disponible las redes sociales del Club Aeromodelismo Chaco. Tanto en Facebook como en Instagram el club recibe halagos y felicitaciones por esta actividad.  El club está generando futuros aeromodelistas.

"Nuestro idea, más allá de hacer aviones, es integrar a las familias y a los chicos, especialmente a los más pequeños, para que puedan desarrollarse en otra actividad, utilizando nuevos materiales. Y concentrar su cuerpo en un avión, que después se lanzará a volar".

El club está abierto para todos y todas. Quienes quieran sumarse pueden contactarse mediante las redes sociales y conocer más sobre esta actividad.