Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/218820
DESPUÉS DEL MEDIODÍA DE AYER SE NORMALIZÓ EL SERVICIO URBANO DE COLECTIVOS

Tres jornadas de paro dejaron un gran malestar en la capital

Otra vez los usuarios vivieron jornadas de angustia con serios problemas para concurrir a trabajar, atenderse la salud y afectó el desarrollo normal de las clases, entre otras serias dificultades.

Después del mediodía de ayer el secretario general de la Unión de Tranviarios Automotor Raúl Abraham anunció que se acordó el cese de la medida de fuerza.

“Acá tenemos que esperar una hora, una hora y media hasta que pasa el 9, el servicio es muy pobre y encima lo cortan todos los meses”, dijo el vecino Cornelio.

‘El Turco‘ aseguró que el acuerdo se firmó luego de una reunión en la que participaron el presidente de la Cámara de Empresarios del Transporte Automotor de Chaco Gustavo Larrea, el gobernador Jorge Capitanich y el subsecretario de Transporte de Resistencia, Luis Cabrera.

Según Abraham ‘en el acuerdo las empresas se comprometieron a efectuar el pago de los trabajadores tras recibir el subsidio nacional que impactó en horas de la siesta. Siempre digo que ojalá al mes siguiente no ocurra más esto y no tengamos que salir de paro‘ dijo Abraham.

“Es una cosa que no tiene nombre esto porque encima ahora quieren aumentar el boleto a 41 pesos. No sé si es la empresa o el Estado pero esto no puede ser”. Marina.

Pero el daño ya estaba hecho. Nuevamente el sector más perjudicado de la sociedad fue entre otros la de los trabajadores, estudiantes y jubilados que debieron sortear tres días sin transporte público en la capital.

EL MALESTAR VECINAL

NORTE relevó la opinión de algunos usuarios, en este caso de Villa Río Negro donde solamente brinda servicio la línea 9, ‘cuando el servicio funciona‘, criticaron.

“Ayer mi hija tenía que rendir sus materias y tuvo que ir en remís porque es un colegio especial y no cubren faltas. Es un gasto con el que no contábamos” dijo Andrea.

Emanuel Durán dijo que ‘a mí particularmente no me afecta pero sí a la gente. Creo que más allá de que pueda ser justo el reclamo de los colectiveros, o no, nadie piensa en la gente de a pie. Y cuando digo que nadie piensa en la gente me refiero a las empresas. A la mayoría de los que trabajan les descuentan igual el día de trabajo si no asisten por la falta de colectivos‘.

La vecina Marina fue concreta: ‘Es una cosa que no tiene nombre esto porque encima ahora quieren aumentar el costo del boleto a 41 pesos. No sé si es la empresa o el Estado o quién es el que debe pero esto no puede ser‘.

Una pareja de adultos mayores, Juan y Bernardina, salió a caminar para ‘moverse un poco‘, ya que los días anteriores con el paro de colectivos y con las lluvias les fue ‘imposible salir‘.

Ayer por la mañana recién pudieron moverse en busca de los medicamentos de Juan cuando NORTE los encontró en su camino de regreso. ‘Es un desastre, mi rodilla me está matando pero no tenía más opción que caminar‘ lamentó Bernardina.