Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/218553

El emotivo homenaje de Lviv a los 261 niños muertos desde el comienzo de la invasión rusa a Ucrania

En la ciudad ucraniana exhibieron varios buses escolares vacíos con juguetes de peluche amarrados a los asientos para conmemorar a las víctimas

La ciudad de Lviv, en el oeste de Ucrania, conmemoró a los niños asesinados durante la invasión rusa. Titulado "excursión que nunca sucederá", el memorial de la ciudad presentaba autobuses escolares vacíos con juguetes de peluche amarrados a los asientos para representar a cada uno de los 261 niños que hasta ahora se reportan fallecidos en medio de la guerra.

El miércoles, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy , tomó nota del Día Internacional del Niño durante su discurso nocturno en video a la nación, diciendo que desde que Rusia comenzó su última invasión de Ucrania el 24 de febrero, los servicios de emergencia de Ucrania habían contado 243 niños muertos, 446 heridos y 139 desaparecidos. Esa cifra ha subido a 261 al comenzar esta semana y se cree que seguirá subiendo a medida que avances las investigaciones.

Zelenskiy también afirmó que 200.000 niños habían sido llevados a la fuerza a Rusia y dijo: "El propósito de esta política criminal no es solo robar personas, sino hacer que aquellos que son deportados se olviden de Ucrania y no puedan regresar. Ucrania no puede ser conquistada, nuestro pueblo no se rendirá y nuestros hijos no se convertirán en propiedad de los ocupantes".

El evento conmemorativo en Lviv tuvo lugar en la plaza Rynok, el mercado central de la ciudad. Además de los autobuses escolares vacíos, las calles estaban llenas de carteles que decían "¡Precaución! ¡Niños!" como protesta contra la violación de los derechos de los niños durante la guerra.

El alcalde de Lviv, Andriy Sadovyi, dijo que la instalación representaba el hecho de que 261 niños ucranianos nunca irán de excursión en autobús nuevamente porque sus vidas fueron arrebatadas en medio de la invasión criminal de Rusia a su país.

Un observador tuiteó que la exhibición fue "desgarradora", diciendo que "ningún niño debería tener miedo, escuchar los sonidos de explosiones, bombardeos. Los niños en Ucrania se ven privados de su infancia, sus personalidades están profundamente traumatizadas".