Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/218520

"Debimos estar borrachos cuando lo aprobamos"

Los alemanes tienen esa fama de severos y contenido sentido del humor y si se es el CEO de una marca como Mercedes Benz es poco esperable una salida simpática así que todos quedaron desconcertados cuando Ola Källenius, CEO de lboa marca dijo que en el consejo de dirección "debieron estar borrachos cuando aprobaron eso" en referencia al fabuloso AMG Project One.

De acuerdo con una entrevista que le realizó Autocar a Källenius agregó a sus declaraciones: "Tendré que volver para revisar las actas de la reunión, pero estoy seguro de que estábamos borrachos cuando dijimos que sí" y como buen e imperturbable CEO alemán dejó a todos pensando si era sarcasmo o hablaba en serio.

El múltiple campeón del mundo de F1 Lewis Hamilton posa frente a un prototipo del Project One anticipando las sensaciones que sentirán los afortunados 275 clientes que se podrán comprar uno.

Algo de razón debe tener Källenius porque el AMG P1  no es cualquier vehículo, sino el único auto de calle en el mundo en incorporar tecnología y desarrollo de la Fórmula 1 actual.

Las enormes ruedas y unas líneas delicadas y a la vez potentes caracterizan al superproyecto exclusivo de Mercedes Benz.

Hace años, no era tan descabellado hacer de un F1 un coche para la calle porque las tecnologías no habían avanzado tanto en el campo de la competición pero ahora seguramente haya que aprobar algún tipo de examen para administrar los recursos que ofrece la tecnología actual de  las "flechas de plata".

Ola Källenius, CEO de Mercedes Benz dijo “debimos estar borrachos para aprobar eso” en referencia al monstruoso AMG Project One.

El coche vio la luz por primera vez en el Auto Show de Frankfurt en 2017, llamando la atención del mundo prometiendo cifras más de 1,000 hp pero la producción se retrasó mientras los ingenieros buscaban respuestas a los controles de emisión de gases sin perder rendimiento por el uso de un filtro de partículas de nafta.

La toma de aire sobre el techo es mandatoria en un auto de calle que pretende llevar el motor de las Flecha de Plata.

Ese detalle y otros serán develados en un documental que presentarán para hablar sobre el progreso de este proyecto. Tan solo se fabricarán 275 modelos y cada uno de ellos tendrá un costo aproximado de 2.4 millones de dólares.