Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/218498

Comenzó el juicio a un hombre que asesinó a la abuela de su expareja

El sangriento suceso ocurrió en Puerto Vilelas. El sujeto mató a una mujer de 63 años cuando esta se interpuso para salvar a su nieta de los machetazos.

Rolando Daniel García está acusado de intentar matar a su expareja y asesinar a la abuela.

En junio de 2019, Rolando Daniel García, de 41 años, mató a Lidia Aquino, de 63 años, e hirió con el mismo machete a su expareja Sandra Escalante, de 34 años. Ocurrió en 150 Viviendas, Lote 22, en Puerto Vilelas.

En verdad, la mujer mayor fue asesinada porque se interpuso en el línea de ataque de Aquino para salvar a su nieta Sandra, quien le decía "mamá" porque se crió con ella. Incluso la había adoptado.

El asesino, una vez que cometió el crimen, fue visto en el barrio Balastro I en Fontana, totalmente embarrado, en una motocicleta, portando el arma blanca con que habría cometido el asesinato.

El individuo llegó a juicio por jurados con prisión preventiva y ayer se habilitó el mismo. Se aguarda la declaración de 18 testigos. García está imputado de homicidio de Aquino y por el delito de lesiones agravadas por el vínculo y el género (femicidio en grado de tentativa) de Escalante.

El fiscal de Cámara Juan Martín Bogado, en el alegato de apertura en la primera jornada del juicio por jurados.

El magistrado de la Cámara en lo Criminal 3 Ernesto Javier Azcona es el juez técnico y las partes representadas por el fiscal de Cámara Juan Martín Bogado, como querellante Estefanía Argarate (subrogando a la defensora oficial 7) y la defensa a cargo de Daniel Centurión.

EL HECHO

García llegó a la casa donde estaban ambas mujeres y, luego de un intercambio de palabras, atacó letalmente a Aquino, quien murió en el acto a causa de una herida en la región del tórax.

Con el mismo cuchillo, el cual no fue hallado en la escena, el sujeto siguió con su acto criminal, provocándole dos heridas a su expareja, de la que se había separado tres semanas antes del lamentable hecho.