Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/217883
CONDUCTORES ALTERADOS

Caos en la capital por la falta de gasoil en las estaciones de servicio

El empresario Miguel de Paoli dijo que "conseguir gasoil en la provincia es una odisea imposible", porque no se puede cubrir la demanda.

Además de los aumentos de precio, las estaciones de servicio chaqueñas se encuentran sufriendo la faltante de combustible que afecta también al resto del país.

El problema de desabastecimiento se acentúa en las últimas semanas de cada mes, período donde los cupos ya son consumidos en su totalidad.

En este contexto, el titular de la estación Shell de avenida Castelli y San Lorenzo, Miguel de Paoli, comentó a NORTE acerca de la reposición tanto de gasoil como de naftas, que es muy escasa para cubrir la demanda.

‘Conseguir gasoil en la provincia es una odisea forzosa‘, señaló, agregando que nunca se vio una situación así, teniendo las estaciones totalmente desabastecidas.

El empresario chaqueño, propietario de la mencionada estación de servicio, mostró preocupación por la realidad que atraviesa el sector, ya que este incremento que se aplicó en los combustibles, del orden del 10 por ciento, se suma a la faltante que hay de los diferentes productos, mientras que las diferentes cámaras y asociaciones que los agrupan se están ocupando de elevar estos reclamos y poner en conocimiento de las autoridades, tanto nacionales como provinciales, de la situación que se está viviendo.

Según explicó, en lo que hace al gasoil, la falta de stock se viene sufriendo desde hace algunas semanas, pero ahora se suma también la faltante de naftas.

El problema se extiende a todo el interior del país, salvo Buenos Aires y el Área Metropolitana (AMBA).

‘El problema se viene agravando mucho, por eso la preocupación del sector es muy grande‘, exclamó.

Haciendo referencia al aumento registrado a partir del fin de semana en las estaciones de Axion y Shell y desde este lunes en YPF, recordó que los combustibles vienen con atrasos si se los compara con la inflación media del año.

A ello se le suma la poca comunicación por parte de las petroleras y distribuidoras, que no emitieron ninguna información oficial ni formal.

Ahora, las expectativas están puestas en la intervención de los organismos estatales para lograr las respuestas adecuadas.

‘Son días de mucha angustia porque no sabemos para dónde va la cosa‘, afirmó.