Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/216738

El INTA apuesta al biodesarrollo argentino y la innovación tecnológica

Se habló de "nuevos eventos biotecnológicos para el cultivo de algodón, como es la semilla con tolerancia a picudo y asimilación de fosfito".

SÁENZ PEÑA (Agencia) -El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria ratificó en esta ciudad el trabajo en conjunto orientado al biodesarrollo argentino y a la innovación tecnológica, en cuyo marco se habló de "nuevos eventos biotecnológicos para el cultivo de algodón, como es la semilla con tolerancia a picudo y asimilación de fosfito, indicó a NORTE el genetista Mauricio Tcach.

El Grupo de Mejoramiento Genético y Protección Vegetal de la EEA Sáenz Peña recibió a funcionarios del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y Coordinadores de Proyectos Nacionales INTA.

El Grupo de Mejoramiento Genético y Protección Vegetal de la EEA Sáenz Peña recibió a funcionarios del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y Coordinadores de Proyectos Nacionales INTA con los que se realizó una reunión técnica para evaluar los avances en tecnologías estratégicas generados en el cultivo de algodón por los equipos del INTA.

Al hablarse de la incorporación de las "nuevas tecnologías", entre ellas la edición génica en algodón, el coordinador del Programa Nacional de Cultivos Industriales del INTA Luis Erazú indicó la importancia de continuar con la incorporación de estas tecnologías en la nueva cartera de proyectos, dado que INTA cuenta con las capacidades técnicas y tecnológicas para realizarla.

Con esta reunión se dio inicio al gran desafío que comprende delinear el rumbo del algodón de INTA, con la intención de seguir apostando al biodesarrollo argentino y la puesta en terreno de la innovación tecnológica, adecuada a las demandas actuales y accesibles a los actores del sector.

Asistieron al encuentro, la Directora Nacional de Bioeconomía del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP) de la Nación, Dalia Lewi; el Coordinador Nacional del Programa de Biotecnología de INTA, Sergio Feingold; y el Coordinador Nacional del Programa de Cultivos Industriales de INTA, Luis Erazzu. Por el lado, de la Estación Experimental Agropecuaria Sáenz Peña, asistieron el director Oscar Marcón, junto a todos los integrantes de equipos técnicos, representando las distintas disciplinas que lo constituyen (Banco de germoplasma, Mónica Spoljaric; Fitopatología, Iván Bonacic y Daniel Ojeda; Entomología María Simonella y Carolina García; Mejoramiento Genético, Mauricio Tcach; Biotecnología Ariela González, y Tecnología de Fibra y Semilla, Alex Montenegro y Diego Bela).

EL PROYECTO NACIONAL DE ALGODÓN

Como primeros temas tratados, se hizo referencia a los logros alcanzados bajo el marco del Proyecto Nacional de Algodón, como la obtención de las nuevas variedades BG-RR-IMI, destacando el hecho de contar hoy con un 50% de adopción por parte de los productores de semillas de algodón fiscalizadas provenientes de INTA, marcando un rumbo promisorio para el desarrollo de nuevos cultivares.  Por otro lado, y no menos importante, se refirió a los nuevos convenios internacionales firmados, donde Paraguay siembra por segundo año consecutivo las variedades BG-RR liberadas recientemente y Brasil adopta este año los genotipos con resistencia a herbicidas IMI, despertando a su vez el interés de Colombia para la incorporación de algodón de INTA.

En éste sentido, se mencionó también, las intenciones de empresas españolas por adquirir las variedades IMI para su producción y comercialización y, como otro de los resultados destacados, se hizo mención a la participación en la obtención de datos provenientes del uso de marcadores moleculares, lo que permitirá, en el corto plazo, la implementación de esta tecnología en el mejoramiento genético del cultivo.

EL TRABAJO EN LABORATORIO

En el Laboratorio de Entomología, los visitantes fueron recibidos por María Alejandra Simonella y Carolina Vanesa García, quienes mostraron y explicaron el proceso de cría artificial de "picudo del algodonero". A modo de ejemplo de lo que acontece en las cámaras de cría, fue presentada una jaula de cría de adultos.

Se explicó todo el proceso, desde la obtención de huevos, la siembra de los mismos en las bandejas con dieta artificial, adonde una vez nacidas las larvas, tras alimentarse de esa dieta y una vez completadas las tres etapas de su desarrollo, se van convirtiendo en pupas las cuales se transforman finalmente en picudos adultos una vez transcurridos entre 20 a 25 días aproximadamente, según condiciones de temperatura y humedad.

Se explicó el fundamento de la cría de picudo en este laboratorio, sostenida principalmente para dar soporte a los ensayos que llevan adelante los investigadores del área de Mejoramiento Genético. Además, se mostraron bandejas de cría artificial de larvas de Spodoptera sp, también mantenidas para disponer de la cantidad necesaria a ser utilizada por los profesionales que realizan los ensayos para evaluar los distintos materiales transgénicos.