Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/216724

Boris Johnson, multado por el escándalo del 'partygate', descarta renunciar al cargo

La Policía británica sancionó al primer ministro Boris Johnson, y a su ministro de Economía, Rishi Sunak, por haber participado en fiestas durante el confinamiento en el momento más duro de la pandemia de Covid-19. La noticia revivió los pedidos de la oposición para que el líder se aparte del cargo, un movimiento descartado de tajo por el mismo Johnson. 

Boris Johnson (AP).

Un anuncio que acabó con la aparente calma de Downing Street. El primer ministro británico, Boris Johnson, y el secretario del Tesoro, Rishi Sunak, fueron multados por la Policía por infringir las normas sobre el Covid-19 al participar en fiestas durante el confinamiento. 

"El primer ministro y el ministro de Economía recibieron hoy una notificación de que la Policía Metropolitana tiene la intención de emitirles avisos de multas fijas", aseguró un portavoz de la oficina de Johnson. "No tenemos más detalles, pero lo actualizaremos nuevamente cuando lo hagamos", agregó este 12 de abril.

El aviso llegó después de que la Policía informara que emitiría 30 avisos de sanciones fijas en relación con el conocido como ‘partygate’. Un escándalo que explotó tras conocerse las revelaciones de que el personal de Johnson llevó a cabo fiestas y celebraciones de cumpleaños cuando el país atravesaba un confinamiento estricto debido al alto número de contagios por Covid-19 en 2020.

Los hallazgos pusieron a tambalear la permanencia del primer ministro en su cargo, ya que suscitó la ira de muchos británicos pues en ese entonces no solo no podían reunirse con sus conocidos sino que tampoco tenían el permiso de asistir a funerales o despedirse de sus seres queridos que morían en el hospital. 

Johnson pide disculpas y asegura que no va a renunciar 

"Tengo que decir, con toda franqueza, que en ese momento no se me ocurrió que esto podría haber sido una infracción de las reglas. Pero, por supuesto, la Policía descubrió lo contrario y respeto plenamente el resultado de su investigación", dijo Johnson a la 'BBC'. El premier pidió "disculpas completas" pero aseguró que no va a renunciar. 

La Policía había estado indagando sobre 12 reuniones en Downing Street. Unas pesquisas que se suman a la investigación interna llevada a cabo por Sue Gray que concluyó que se realizaron 16 fiestas en la oficina de Johnson.  

A pesar de ello, el premier negó en el pasado haber actuado de manera indebida y aseguró que no hubo fiestas y que se siguieron todas las reglas.

Sin embargo, un tiempo después se disculpó con el Parlamento por haber asistido a solo un evento que, según afirmó, creyó que estaba relacionado con el trabajo. También ofreció disculpas a la Reina Isabel II porque su personal hizo un festejo el día previo al funeral de su esposo, Felipe de Edimburgo.

No se conoce el monto de las sanciones que se aplicarán a Johnson y a Sunak, pero muchos desde el Parlamento han pedido la renuncia de ambos funcionarios. 

El primer ministro británico, Boris Johnson, y el jefe del Tesoro, Rishi Sunak, serán multados por infringir las normas sobre el Covid-19 al participar en fiestas durante el confinamiento.

Nuevos y diversos pedidos de destitución

Una nueva ola de críticas se derivó del anuncio del Gobierno. El líder del opositor partido de los Laboristas pidió la destitución de los dos por medio de su cuenta de Twitter.

"Boris Johnson y Rishi Sunak han violado la ley y han mentido repetidamente al público británico. Ambos deben renunciar. Los conservadores son totalmente incapaces de gobernar. Gran Bretaña se merece algo mejor", escribió. 

También el líder de los Demócratas Liberales, Ed Davey, hizo un llamado para una moción de censura contra el premier. 

"Este es un Gobierno en crisis que descuida un país en crisis. El Parlamento debe ser convocado para una moción de censura contra el primer ministro", aseguró.

Por su parte, el grupo de 'Familias en duelo de Covid-19 por la Justicia en Reino Unido' afirmó en su cuenta de Twitter que "simplemente no hay forma de que el primer ministro o el canciller puedan continuar. Su deshonestidad ha causado un daño incalculable a los dolientes".

¿Cuál podría ser el futuro de Johnson?

Durante meses opositores e incluso algunos miembros de su propio partido han pedido la renuncia del primer ministro. 

Sin embargo, la guerra en Ucrania había quitado los ojos sobre los escándalos del premier para llevarlos sobre el futuro del país europeo. Para muchos, el liderazgo sobre sanciones a Rusia y el rol que había jugado Johnson habían servido como su salvavidas temporal. 

Pero ahora el panorama es otro. La multa de Johnson no tiene precedentes. "Hasta donde sabemos, no hay precedente de que se haya encontrado que un primer ministro violó la ley", afirmó la Biblioteca de la Cámara de los Comunes, un servicio de investigación con sede en el Parlamento.

El futuro inmediato del primer ministro dependerá de su propio partido. Se necesitan 54 cartas expresando la falta de confianza en el premier para que se convoque a una voto de confianza en el Parlamento. Muchos, a pesar de su negativa, le piden que renuncie.

Fuente: France Press.