Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/216712

Robó una bici y tres maderas de una casa: la familia lo desnudó, le dio una paliza y está en coma

Fue en San Francisco Solano. El dueño de la propiedad y su cuñado lo persiguieron y lo atacaron para recuperar sus pertenencias. Ahora están presos.

El "botín" del ladrón quedó tirado en la calle, a pocos metros de su cuerpo. (Foto: gentileza Clarín).

Un intento de robo en una vivienda de la localidad bonaerense de San Francisco Solano desató una situación de mucha violencia. El dueño de la casa y su cuñado persiguieron al ladrón, lo desnudaron en el medio de la calle y lo desfiguraron a golpes hasta que se desvaneció. El hombre ahora está internado en coma y los otros dos, tras las rejas.

Tres maderas y una bicicleta. Ese era el "botín" con el que el delincuente pretendió escapar de la propiedad ubicada en la calle 882 al 1000, pero quedó tirado a pocos metros de donde la policía encontró su cuerpo en las primeras horas de este domingo.

La primera versión hablaba de un ladrón que había entrado a robar una casa en construcción y de un grupo de vecinos sin identificar que había intentado lincharlo. Sin embargo, con el correr de las horas los investigadores pudieron ponerle nombre y apellido a los responsables de la salvaje agresión.

Todo empezó con las primeras luces del día, cuando el ladrón escapó con tres vigas de madera y una bicicleta de niños. La dueña de la propiedad había sido la única en advertir la presencia del intruso y alertó rápidamente a su esposo, que salió corriendo detrás del sujeto junto con su cuñado.

Tras el ataque, el delincuente herido fue trasladado al Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, donde quedó internado en estado reservado. "Tiene un brazo comprometido. Está en estado crítico", dijo a Télam una fuente cercana a la causa.

La fiscal Ximena Santoro de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Quilmes quedó a cargo de la investigación y, como primera medida, ordenó un relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona y de testimonios de vecinos para dar con los autores de la golpiza.

Así se logró en pocas horas identificar a los dos sospechosos y la Justicia dispuso tres allanamientos de urgencia a domicilios de la zona. En uno de esos procedimientos fue que se produjo la primera detención del caso: un hombre identificado como Oscar Antonio Sosa. Además, secuestraron dos teléfonos celulares y ropa, que será analizada si es la que vestía al momento del hecho.

En tanto, el segundo sospechoso se entregó horas después en la comisaría 4ta. de Quilmes. La fiscal imputó al herido del delito de "hurto", al tiempo que Sosa y a su cuñado, Leonardo Ramírez, los indagó en las últimas horas por "tentativa de homicidio agravado por ensañamiento". Una fuente judicial añadió que ambos acusados se negaron a declarar y seguirán detenidos mientras se resuelve su situación procesal.

Fuente: TN.