Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/216701
Madre y padrastro en el banquillo

Niña asesinada: con inhibición del defensor comenzó el juicio

La primera jornada tuvo un incidente técnico del defensor, quien fue apartado. Los acusados ahora cuentan con dos abogados.

SÁENZ PEÑA (Agencia). Por conflicto de intereses de parte del abogado defensor oficial Matías Jachesky con uno de los detenidos, se debió postergar el inicio del juicio a pesar de la designación de nuevos defensores para los imputados por la muerte de la bebé encontrada con agujas en el cuerpo, Melisa Vallejos (20), madre, y Elisandro Gómez (19), padrastro de la menor fallecida en marzo del año pasado.

El momento en que el defensor oficial Jachesky se retira de la sala, por considerar el juez Pelliza que no debía estar en la defensa de Vallejos y Gómez.

Ayer, la Cámara Segunda en lo Criminal a cargo del juez Nelson Pelliza, tras fundamentar el paso al costado del defensor de los imputados, pasó a cuarto intermedio el inicio del juicio para el próximo lunes 18 de abril.

En el inicio del juicio estuvieron presentes el fiscal de Cámara Carlos Rescala, la asesora de Menores Fanny Machuca, el abogado defensor de los imputados, Jachesky y la secretaria de Cámara Claudia Abranzuck. Y los imputados por la muerte de la menor de dos años, la madre Vallejos y su pareja Gómez, contra quienes pesa la acusación por el delito de ‘homicidio agravado‘. Cabe recordar que la madre de la niña asesinada con agujas en el cuerpo llegó al juicio en libertad, luego de que en el mes de mayo del año pasado la Cámara Primera en lo Criminal resolviera una oposición presentada por Jachesky, lo que le permitió la libertad bajo caución.

ACUSADO LLEGÓ CON DEMORAS AL TRIBUNAL

Si bien el inicio del juicio estaba previsto para las 8, comenzó pasada las diez de la mañana. La demora de más de dos horas se debió a que el padrastro no llegaba desde el lugar de la detención. Y por otra parte, también el planteo que realizó el defensor Jachesky, quien asumió la defensa de ambos imputados en esta causa.

Jachesky solicitó inhibirse de la defensa técnica de uno de los imputados por considerar que había ‘intereses contrapuestos‘ entre los mismos. Dijo en su argumento que luego de haber mantenido una entrevista con los imputados pudo advertir esta situación, quienes además no había prestado declaración de imputado y en consecuencia no tenía forma de armar una estrategia defensiva.

Pelliza, luego de analizarlo, apartó a la defensa y designó a los defensores 3, Simón Bosio, y 1, Ariel Juárez, para que asuman la defensa de los presuntos homicidas.