Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/216513

Participación de conductores de motos en siniestros viales

Son múltiples las razones que explican la alta participación de motociclistas en siniestros viales en la provincia. En primer lugar, las motos que circulan por la vía pública superan ampliamente en número a los demás vehículos que participan en el tránsito. Segundo, a simple vista se puede constatar la falta de idoneidad de un alto número de conductores para guiar estos vehículos de dos ruedas, a lo que muchas veces se suma el hecho de circular sin luces reglamentarias, a alta velocidad, sin casco, con ropa oscura y ningún elemento reflectante.

Días atrás se informó en este diario que en el Chaco aún es alta la participación de jóvenes conductores en siniestros graves con motos, y que el porcentaje casi supera en 30 puntos la media nacional. Se señaló, además, que en ese tipo de siniestros, 42 por ciento de los conductores tiene menos de 35 años, según datos consolidados de 2021.

Uno de los errores más comunes de quienes se trasladan en motos es creer que los otros actores del tránsito lo ven perfectamente. Sobre este asunto, la Agencia Nacional de Seguridad Vial tiene en su sitio web una serie de videos de capacitación con consejos para la conducción en moto que serán de gran utilidad a los conductores de estos vehículos. Uno de estos videos, por ejemplo, hace referencia a los llamados "ángulos ciegos" que son aquellos espacios en los que la moto no es vista por otros tipos de vehículos. Allí se explica que por el tamaño de la moto (que es más angosta comparada con otros vehículos de mayor porte) la mayoría de las veces resulta difícil de ver para los otros conductores. Por otra parte, la velocidad de desplazamiento de la moto también es un factor a tener en cuenta, ya que cuanto más rápido se desplace menos tiempo tendrán otros conductores o peatones para verla. Por eso se aconseja que el motociclista lleve siempre las luces encendidas, tanto de día como de noche, y que use ropa y casco con colores claros y llamativos para ser visto sin problemas. Si, además, el motociclista agrega elementos reflectivos a su vehículo, ropa o casco, su desplazamiento por la calle o la ruta será mucho más visible de noche.

Según la Agencia Nacional de Seguridad Vial, la principal causa de muerte en jóvenes de 18 a 35 años son los siniestros en motos. Por eso, el organismo puso en marcha una serie de capacitaciones en distintas provincias, entre ellas el Chaco, destinadas especialmente a trabajadores que realizan tareas de reparto o entrega de mercaderías y productos a domicilio, a quienes se les entrega cascos y otros elementos de seguridad al finalizar el encuentro de formación.

El uso del casco, justamente, es clave para reducir el índice de mortalidad de motociclistas en los siniestros viales. Dicho de otro modo, no usar casco aumenta el riesgo de muerte de los conductores de estos vehículos. Según la Organización Mundial de la Salud, en estos casos no usar el casco reglamentario aumenta siete veces el riesgo de morir en un incidente de tránsito. De hecho, las estadísticas confirman que sin el empleo de ese elemento de protección el traumatismo que sufre el conductor de la moto siempre es más grave. Es que el casco actúa protegiendo la cabeza del conductor, dispersando la energía que se produce por el golpe de la colisión y, a la vez, absorbiendo el impacto. Además, protege los ojos y la cara de cuerpos extraños y del viento, permitiendo una mejor visión. Es importante observar que para que el casco pueda cumplir bien con el objetivo para el cual fue fabricado debe sujetarse bien a la cabeza del motociclista con el sistema de retención que trae.

Tanto en el Gran Resistencia como en las ciudades del interior provincial, donde el empleo de motos como medio de transporte tuvo un fuerte crecimiento en los últimos años, es importante que se tengan en cuenta estos consejos y que las autoridades con competencia en la materia redoblen sus esfuerzos para lograr una disminución de siniestros viales y, especialmente, una reducción la tasa de fatalidad de motociclistas.

Los propios motociclistas deben tomar conciencia de la importancia que tiene la conducción responsable y el uso adecuado del casco, ya que, en caso de accidente en la vía pública, el empleo o no de este elemento de seguridad puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.