Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/216094

Querellantes reiteraron que diez policías deben ser juzgados por torturas

Ayer se concretó, en el juzgado de Garantías 4, a cargo de Rosalía Zozzoli, la audiencia de oposición al requerimiento de elevación a juicio de los diez policías imputados por las agresiones ocurridas en 2020 a una familia perteneciente al pueblo qom, del barrio Banderas Argentinas, en Fontana.

La querella pidió cambio de calificación de vejaciones a torturas, la incorporación del agravante por odio racial y que Elsa Fernández sea considera una víctima", indicaron sobre la audiencia.

La querella está en manos de Selva Nazaruka, que representa al Comité para la Prevención de la Tortura y la letrada particular de la familia, Karina Paz. En la audiencia también participaron el fiscal en Derechos Humanos, Luciano Santos, y los abogados defensores, entre ellos, Ricardo Osuna, que pidió la absolución de sus defendidos.

Ayer se realizó una manifestación para respaldar la postura de la querella.

"El fallo de la jueza Zozzoli se dictará en el plazo legal", aseguraron y también manifestaron que la próxima semana ya se conocerá la decisión de la magistrada y los fundamentos de la sentencia.

Para la querella, "el expediente cuenta con un caudal de más de 70 pruebas, entre ellas: material fílmico de las cámaras de videovigilancia, filmaciones del allanamiento ilegal (video viralizado) y pericias en la unidad policial que demuestran que no existen daños materiales", dijeron.